572. Del sentido

Poema #572.

Del sentido.

 

Muslo lo que toco, muslo

y pétalo de mujer el día, muslo

lo blanco de lo traslúcido, U

y más U, y más y más U lo último

debajo de lo último, labio

el muslo en su latido

nupcial, y ojo

el muslo de verlo todo, y Hado,

sobre todo Hado de nacer, piedra

de no morir, muslo:

leopardo tembloroso.

 

Gonzalo Rojas.

Nació y murió en Chile (1917-2011), aunque viajó como diplomático, profesor y poeta por varios países. Entre ellos, dio clases en la Universidad Simón Bolívar, de Caracas, en varias universidades chilenas y extranjeras. Fue diplomático en China y Cuba. Obtuvo importantes premios literarios como el Cervantes (2003) y el José Hernández (1998).

En todos los sentidos nos quedamos con lo que prevalece: el temblor. Temblor sentido y sobrenatural, encuentro que quiebra todos los paradigmas, y el muslo de verlo todo. Sentir, sentir y vibrar en el encuentro.

@SaetasdeLuis

Anuncios

565. Verano

Poema #565

Verano

La corta noche;

en el bajío permanece

la luna creciente.

Yosa Buson

Poeta y pintor japonés. Su auténtico nombre fue  Taniguchi Buson, nació en Osaka en 1716. Uno de los grandes maestros del Haikú en el siglo XVIII. Huérfano desde pequeño, fue recorriendo varios lugares de Japón aprendiendo sobre pintura y poesía. A la edad de 45 años contrae matrimonio y tiene una hija.  Dictaba clases sobre lírica japonesa. Falleció a los 68 años de edad.

El tiempo y la naturaleza. Una breve noche de verano, aunque la oscuridad se desvanece la luna permanece en el horizonte. Aún nos espera la luna, la noche no ha sido suficiente.

@LauraAlessR

422. Verano 1966

Poema #422.

Verano 1966.

 

Cuando me extiendo junto al mar,

existe el agua y su palpitación

y un cielo azul cuya profundidad

es demasiado grande para mí.

 

Sentir el mar, su lentitud viviente,

es la magnificencia y el olvido,

pero sentir la vida de los camaradas

en ser el camarada de uno mismo.

 

El cielo inmóvil tiene su razón, lo sé,

pero la razón que hay en nosotros

existirá aún cuando este cielo

hay sido borrado por el viento y el frío.

 

Antonio Gamoneda.

 

Poeta español nacido en Oviedo, en 1931. Es Doctor Honoris Causa por la Universidad de León, ciudad donde reside desde hace más de tres años. Obtuvo el Premio Nacional de Poesía en 1988; el Premio Europa 1993; y el Premio Cervantes, en 2006. Formó parte de la resistencia intelectual al franquismo. Su obra ha sido reconocida tardíamente como una de las voces importantes de la poesía española actual.

Soberbia es pensar que las razones contenidas en nosotros perdurarán luego de que el cielo se borre. Ese cielo, sin embargo, el de ese verano del ’66, se borra pronto, con el cambio de las estaciones; y continúa la razón de los camaradas, la lucha ante injusticias y durezas. Las estaciones cambian con vertiginosa velocidad, y uno aprende con ellas a escuchar sus ritmos, a seguirlos, a adaptarse a ellos. Todo aquel que ha escuchado hablar a Gamoneda por un rato, sabe ya que él insiste en decir que un poema es, para él, lo que ocurre entre una inexistencia y otra inexistencia. El poema “abre” allí un espacio, y se instaura, nada más que un instante, un trazo de la memoria.

@SaetasdeLuis

329. Fragmento

Poema #329

Fragmento

Me pareció que las llamas de tus ojos
volarían conmigo hasta el alba.
No pude entender el color,
de tus ojos extraños.
Todo alrededor palpitaba
Nunca supe si eras mi enemigo, o mi amigo,
Y si ahora era invierno o verano.

Anna Ajmátova

Poeta rusa (1889-1966). Comienza a escribir poesía a los 11 años. Formó parte del acmeísmo, corriente poética que rompía con el simbolismo (de carácter metafórico) reafirmando el valor semántico de la palabra. Esta corriente formaba parte del renacimiento intelectual en Rusia a principios del siglo XX. Su vida fue trágica ya que sufrió los embates de la revolución rusa de 1917.

Ahora, ¿es invierno o verano? Temporada de encuentro. Fragmento de una percepción.

@LauraAlessR

239. Buscadores

Poema #239

Buscadores

Oh, buscadores, cuando dejen de buscar

percibirán que nada había que buscar.

.

Sólo buscaban perder algo,

no encontrar algo,

cuando salieron tan vigorosamente en búsqueda.

D.H. Lawrence

Escritor inglés nacido el 11 de septiembre de 1885. Entre su obra se encuentran novelas, cuentos, ensayos, obras de teatro, entre otros.  Su novela más conocida fue: “El amante de Lady Chatterley”  de 1928.  Fallece a causa de la tuberculosis el 2 de marzo de 1930 en Francia, a los 44 años de edad. Ya publicado anteriormente en Trazos de la memoria.

Ellos (nosotros) ansiosos salen, emigran. Algunos buscan respuestas, otros batallas y unos cuantos solo encuentros. Viajero, tu misión es recorrer. Disfrutar de todo lo que la travesía te ofrece: “Pide que el camino sea largo. / Que muchas sean las mañanas de verano/ en que llegues -¡con qué placer y alegría!-/ a puertos nunca vistos antes.” Deberás dejar algo de ti en cada parada, para que te enriquezcas con la entrega. Seguramente, cuando encuentres lo que buscas deberás dejarlo. Lo que buscabas no es más que un nuevo principio.  Así, sabrás que un nuevo viaje te espera.

@LauraAlessR