362. Más adentro

Poema #362.

Más adentro.

 

En la gran entrada a la ciudad

cuando el sol está bajo.

El tráfico se hace denso, repta.

Es un pesado dragón reluciente.

Soy una de las escamas del dragón.

De pronto está el sol rojo

frente al parabrisas

e inunda el carro.

¡Estoy iluminado

y una escritura se hace visible

dentro de mí,

palabras con tinta invisible

que aparecen

cuando el papel se acerca al fuego!

Sé que debo ir lejos,

atravesar la ciudad y luego

más allá, hasta que sea hora de ir

a caminar largamente por el bosque.

A seguir las huellas del tejón.

Se oscurece, se dificulta la visión.

Allí, en el musgo, hay piedras.

Una de esas piedras es valiosa.

Ella puede transformarlo todo,

puede hacer brillar la oscuridad.

Es un interruptor para todo el país.

Todo depende de ella.

Verla, tocarla…

 

Tomas Tranströmer.

Premio Nobel de Literatura 2011, porque “a través de sus imágenes condensadas y translúcidas nos permite el acceso a la realidad”. Psicólogo, escritor y traductor sueco, nacido en 1931. Su poesía se centra en lo cotidiano y lo natural, desarrollando lo que se ha considerado el lenguaje del siglo XX. Este poema pertenece a su libro “Senderos”, y la traducción al castellano, como las de los otros poemas que están ya en el blog, es de Roberto Mascaró.

Adentrarse en sí mismo, en la naturaleza. En ocasiones son senderos inesperados los que nos llevan a obtener revelaciones, sorpresas, iluminaciones. El dragón reluciente avanza con pesada lentitud, y el hombre atrapado en él cae en cuenta de su escritura secreta, de su búsqueda, de sí mismo.

@SaetasdeLuis

Anuncios

354. Kyrie

Poema #354.

Kyrie.

 

A veces, mi vida abría los ojos en la oscuridad.

Una sensación como de multitudes ciegas e inquietas,

que pasan por las calles camino de un milagro,

mientras yo, invisible, permanecía inmóvil.

 

Como el niño que se duerme con miedo

escuchando los pasos pesados del corazón.

Largo tiempo, hasta que la mañana pone sus rayos en la

cerradura

y se abren las puertas de la oscuridad.

 

Tomas Tranströmer.

Psicólogo, traductor y escritor sueco nacido en Estocolmo en 1931. En el año 2011 se le otorgó el Premio Nobel de Literatura “porque a través de sus imágenes condensadas y translúcidas nos permite el acceso a la realidad”. Su obra ha sido traducida a más de 50 lenguas. Este poema pertenece a su segundo poemario, “Secretos en el camino”, de 1958.

Oscuridad y luz: pueden ser tanto grandes e inasibles conceptos, como realidades cercanas y que todos conocemos bien. Nos definimos y nos situamos entre sus extremos, que nos resultan inevitables, y nos inclinamos hacia alguno en particular. La oscuridad suele hacerse eterna cuando somos niños, cuando su enigma y su imposibilidad nos aterran y no podemos dejar ni una luz encendida. Nos encontramos, entonces, con la quietud, nuestros latidos, y todos los sonidos que la componen, hasta que vuelve la mañana. De adultos, puede que nos pase esto también con la luz, en la que también es posible perderse.

Los invito a indagar sobre el título del poema.

@SaetasdeLuis

319. Me ve la muerte…

Poema #219

Me ve la muerte:
problema de ajedrez.
Ya lo ha resuelto.

Tomas Tranströmer

Poeta sueco nacido en Estocolmo, el 15 de abril de 1931. Es psicólogo, poeta y traductor. Su obra ha sido traducida en más de 50 lenguas. Entre sus poemarios podemos nombrar: El cielo a medio hacer (1962), La barrera de la verdad (1978), La plaza salvaje (1983), entre otros. Ha sido galardonado con numerosos premios, entre los cuales destaca el Premio Nobel de Literatura 2011. Se dice que su poesía toma como temas importantes la cotidianidad y lo natural. Ya publicados aquí varios poemas de este autor.

La vida es un juego. Quizás, un juego de encuentros. Un día te hallas frente a frente con la muerte o, tal vez, solo una mirada de reojo. Pero allí está, un movimiento y el juego termina. Alguien mueve las piezas, alguien lo ha resuelto.

@LauraAlessR

241. Secretos en el camino

Poema #241

Secretos en el camino

La luz del día dio en el rostro de uno que dormía.

Su sueño fue avivado

pero no despertó.

.

La oscuridad dio en el rostro de uno que caminaba

entre los otros impacientes, fuertes

rayos del sol.

.

De pronto oscureció como a causa de un aguacero.

Yo estaba en una habitación que contenía todos los instantes:

un museo de mariposas.

.

Y sin embargo el sol, tan fuerte como antes.

Pintaban sus pinceles impacientes el mundo.

Tomas Tranströmer

Poeta sueco nacido en Estocolmo, el 15 de abril de 1931. Es psicólogo, poeta y traductor. Su obra ha sido traducida en más de 50 lenguas. Entre sus poemarios podemos nombrar: El cielo a medio hacer (1962), La barrera de la verdad (1978), La plaza salvaje (1983), entre otros. Ha sido galardonado con numerosos premios, entre los cuales destaca el Premio Nobel de Literatura 2011. Se dice que su poesía toma como temas importantes la cotidianidad y lo natural. Ya tenemos varios poemas de él publicados en Trazos de la memoria.

A lo largo del camino. El viajero, el eterno caminante, poco a poco aprende a ver. Ver detenidamente lo que sucede en el mundo, los cambios de la naturaleza, el transcurso de la vida en la cara de los hombres. Así, experimenta la luz y la oscuridad, los demás caminantes y el sueño. El viajero lee el lenguaje de la lluvia y vive el momento que lo contiene todo: “un museo de mariposas”. Luego el mundo avanza, pero el caminante experto ya, sabe vivir la percepción de un segundo que conserva en imagen todo un viaje. Todo el recorrido en una habitación.

@LauraAlessR

139. Cara a cara

Poema #139

Cara a cara

En febrero lo vivo estaba inmóvil.

Los pájaros preferían no volar y el alma

roía en el paisaje como un barco

roza en el muelle al cual está amarrado.

Los árboles nos daban la espalda.

La altura de la nieve se medía con juncos.

Envejecían las huellas de pasos sobre el hielo.

Se derretía el lenguaje bajo un toldo.

 …

Un día algo llegó hasta la ventana.

Se detuvo el trabajo, yo levanté la vista.

Los colores ardían. Todo se dio vuelta.

El mundo y yo dimos un salto el uno hacia el otro.

Tomas Tranströmer

Poeta sueco nacido en Estocolmo, el 15 de abril de 1931. Es psicólogo, poeta y traductor. Su obra ha sido traducida en más de 50 lenguas. Entre sus poemarios podemos nombrar: El cielo a medio hacer (1962), La barrera de la verdad (1978), La plaza salvaje (1983), entre otros. Ha sido galardonado con numerosos premios, entre los cuales destaca el Premio Nobel de Literatura 2011. Se dice que su poesía toma como temas importantes la cotidianidad y lo natural. Ya publicados aquí dos poemas de él: “De marzo del ’79″ y “Garabatos de fuego”.

Poesía que entra por la ventana. Allá fuera de pronto brilla el mundo, entonces que entren los colores a casa y que se renueve el lenguaje. Hablar, ser, sentir al compás de la naturaleza. Materia cambiante que nos enseña cómo vivir el tiempo. Cambiar con ella, morir y renacer con ella.

Bien es cierto que hay tiempos en que pareciera detenerse el mundo, lo vivo queda inmóvil y el lenguaje se derrite, aún en esos momentos el sentimiento habla acompasado a la naturaleza, tiene algo que decir tanta quietud. Sin embargo, se deviene el cambio y uno de repente levanta la mirada, la pausa es ahora salto, “algo llegó hasta la ventana”.

@LauraAlessR

85. Garabatos de fuego

Poema #85

Garabatos de fuego

En los meses sombríos centellaba mi vida

……. Sólo cuando hacía el amor contigo.

Como el cocuyo se enciende y apaga, se enciende y apaga

…..­- uno puede seguir su camino de a ráfagas

En la oscuridad de la noche, entre los olivos.

:::::

En los meses sombríos el alma estuvo hundida

…… y sin vida

pero el cuerpo iba derecho a ti.

Mugía el cielo nocturno.

Nosotros ordenábamos a escondidas el cosmos y

………………………………………………. sobrevivíamos.

Tomas Tranströmer

Poeta sueco nacido en Estocolmo, el 15 de abril de 1931. Premio Nobel de Literatura 2011. Se dice que su poesía toma como temas importantes la cotidianidad y lo natural. Publicado anteriormente su poema “De marzo del ’79”.

En esta penumbra que inunda los días, en esta extensión de oscuridad, uno puede con suerte reconocerse en otro. Iluminar a ratos la existencia  y mantener ese equilibrio misterioso de la vida. Así, en un lienzo azabache dos pintan garabatos de luz. Dos en un mismo fuego reorganizan el mundo y sobreviven.

Sobre el Premio Nobel de Literatura de 2011 (en inglés):http://www.nobelprize.org/nobel_prizes/literature/laureates/2011/

@LauraAlessR

15. De marzo del ’79

Poema # 15

De marzo del ’79

Cansado de todos los que llegan con palabras, palabras,

……………………………………………..pero no lenguaje,

Parto hacia la isla cubierta de nieve.

Lo salvaje no tiene palabras.

¡Las páginas no escritas se ensanchan en todas direcciones!

Me encuentro con huellas de pezuñas de corzo en la nieve.

Lenguaje, pero no palabras.

Tomas Tranströmer

Poeta sueco nacido en Estocolmo, el 15 de abril de 1931. Es psicólogo, poeta y traductor. Su obra ha sido traducida en más de 50 lenguas. Entre sus poemarios podemos nombrar: El cielo a medio hacer (1962), La barrera de la verdad (1978), La plaza salvaje (1983), 29 jaicus y otros poemas (2003), entre otros. Ha sido galardonado con numerosos premios, entre los cuales destaca el Premio Nobel de Literatura 2011. Se dice que su poesía toma como temas importantes la cotidianidad y lo natural.

El poeta que parte… o quizás es el lector. Él cansado ya de la forma sin sustancia, del verbo sin propiedad, sin trascendencia.  ¿Hacia dónde va? En mi opinión, la pregunta correcta es: ¿Hacia dónde regresa? Nos hemos alejado tanto del origen… Regresar, volver al principio, al lugar de donde partió una vez el lenguaje, de donde zarpamos hace mucho tiempo ya.

“Me encuentro con huellas de pezuñas de corzo en la nieve.” Allí en la naturaleza, en la sustancia pura hay lenguaje, está  la esencia del principio, un lenguaje puro que habla desde la acción, desde el rastro del acontecimiento. Un lenguaje que narra a través de los sentidos y, entonces, yo veo desplegarse “las páginas no escritas”  tendidas allí, esperando ser llenadas por el elemento, por la materia.

Volver para detenerse. Detenerse para utilizar los sentidos. Ver lo salvaje, sentir el lenguaje sin palabras para así, creo, hablar desde él… a través de un yo nuevo, revestido desde la sustancia.

¿Dónde estás “isla cubierta de nieve”? ¿Será hacia ti que debemos direccionar las brújulas?

Sobre el Premio Nobel de Literatura de 2011 (en inglés): http://www.nobelprize.org/nobel_prizes/literature/laureates/2011/

@LauraAlessR