445. Trazos VI

Poema #445

Trazos

VI

Lenta
borrando formas
buscas lo claro
la línea inmensurable.

Ana María del Re

Poeta, traductora, docente venezolana, licenciada en Letras. Realizó una maestría en Literatura hispanoamericana en la Universidad Simón Bolívar, donde fue docente desde 1975 hasta el 2000. Realizó un doctorado en Literatura por la Universidad de La Sorbona (París).

Despacio se va tejiendo y destejiendo el camino. Haciendo y deshaciendo el rumbo se hila la memoria. Allí, luego del descenso buscas lo claro. Un pequeño destello sería suficiente para rescatar una imagen nítida de la memoria. Pero entonces, al rozar los bordes de la imagen una línea inmensa se despliega. Maravillosa imagen, esa que conecta con el largo recorrido hasta lo originario.

@LauraAlessR

Anuncios

277. Cambio

Poema #277

Cambio

.
¿Tú crees que es fácil cambiar?
Ah, es muy arduo cambiar y ser diferente,
significa atravesar las aguas del olvido.

.
D.H. Lawrence

Escritor inglés. Nació el 11 de septiembre de 1885. Entre su obra se encuentran novelas, cuentos, ensayos, obras de teatro, entre otros. Este poema, como otros publicados aquí en Trazos de la memoria, pertenece a  “Pansies” (Pensamientos) “…que son verdaderos e inoportunos cuando el humor y la circunstancia cambian”, señala el propio autor. Su novela más conocida fue: “El amante de Lady Chatterley”  de 1928.  Fallece a causa de la tuberculosis el 2 de marzo de 1930 en Francia, a los 44 años de edad.

Las aguas del olvido, creo, deben ser saladas. Esas aguas que conoce bien un personaje como Hamlet, quien por un azar del destino tiene un encuentro muy peculiar en alta mar. Este viaje al príncipe de Dinamarca lo llevaba hacia su inminente asesinato, hacia su muerte. Al tomar en cuenta que viajar es morir un poco, el recorrido de Hamlet le da la oportunidad de olvidar, de olvidarse de sí mismo, algo en su sustancia muere.  Al regresar el protagonista de esta tragedia tiene mucha más determinación, algo que anteriormente era increíble que él pudiera lograr. Para cambiar, entonces, es preciso morir un poco acuáticamente.

@LauraAlessR

241. Secretos en el camino

Poema #241

Secretos en el camino

La luz del día dio en el rostro de uno que dormía.

Su sueño fue avivado

pero no despertó.

.

La oscuridad dio en el rostro de uno que caminaba

entre los otros impacientes, fuertes

rayos del sol.

.

De pronto oscureció como a causa de un aguacero.

Yo estaba en una habitación que contenía todos los instantes:

un museo de mariposas.

.

Y sin embargo el sol, tan fuerte como antes.

Pintaban sus pinceles impacientes el mundo.

Tomas Tranströmer

Poeta sueco nacido en Estocolmo, el 15 de abril de 1931. Es psicólogo, poeta y traductor. Su obra ha sido traducida en más de 50 lenguas. Entre sus poemarios podemos nombrar: El cielo a medio hacer (1962), La barrera de la verdad (1978), La plaza salvaje (1983), entre otros. Ha sido galardonado con numerosos premios, entre los cuales destaca el Premio Nobel de Literatura 2011. Se dice que su poesía toma como temas importantes la cotidianidad y lo natural. Ya tenemos varios poemas de él publicados en Trazos de la memoria.

A lo largo del camino. El viajero, el eterno caminante, poco a poco aprende a ver. Ver detenidamente lo que sucede en el mundo, los cambios de la naturaleza, el transcurso de la vida en la cara de los hombres. Así, experimenta la luz y la oscuridad, los demás caminantes y el sueño. El viajero lee el lenguaje de la lluvia y vive el momento que lo contiene todo: “un museo de mariposas”. Luego el mundo avanza, pero el caminante experto ya, sabe vivir la percepción de un segundo que conserva en imagen todo un viaje. Todo el recorrido en una habitación.

@LauraAlessR

200. Viento

Poema #200.

Viento.

 

Cantan las hojas,

bailan las peras en el peral;

gira la rosa,

rosa del viento, no del rosal.

 

Nubes y nubes

flotan dormidas, algas del aire;

todo el espacio

gira con ellas, fuerza de nadie.

 

Todo es espacio;

vibra la vara de la amapola

y una desnuda

vuela en el viento lomo de ola.

 

Nada soy yo,

cuerpo que flota, luz, oleaje;

todo es del viento

y el viento es aire siempre de viaje.

 

Octavio Paz.

Poeta, ensayista y diplomático mexicano (1914-1998). Premio Nobel de Literatura en 1990. Su obra abarcó géneros diversos entre los que destacan sus ensayos, textos poéticos y traducciones. Es considerado uno de los más grandes escritores del siglo XX, y en su extensa obra se aprecia un extenso y constante proceso de experimentación con la palabra.

Con la musicalidad del viento que gira y nos mueve, se construye el ritmo del poema. Es necesario exaltar al elemento que nos rige, darle su espacio, su anchura, permitirle que nos eleve. “Nada soy yo”, nada somos, parte de todo, a la vez, y “todo es del viento”, todo se hilvana gracias a él. Nos mantenemos en movimiento, cambiando, experimentando, flotando a la luz con vaivenes que nos señalan distintos caminos. La rosa de los vientos gira, la ruta cambia, todo gira con ella. Es por eso, quizás, que siempre estamos en movimiento, en constante cambio, porque “el viento es aire siempre de viaje“.

@SaetasdeLuis