570. Las nubes

Poema #570.

Las nubes.

 

Inútilmente interrogas.

Tus ojos miran al cielo.

Buscas detrás de las nubes,

huellas que se llevó el viento.

 

Buscas las manos calientes,

los rostros de los que fueron,

el círculo donde yerran

tocando sus instrumentos.

 

Nubes que eran ritmo, canto

sin final y sin comienzo,

campanas de espumas pálidas

volteando su secreto,

 

palmas de mármol, criaturas

girando al compás del tiempo,

imitándole la vida

su perpetuo movimiento.

 

Inútilmente interrogas

desde tus párpados ciegos.

¿Qué haces mirando a las nubes,

José Hierro?

 

José Hierro.

Poeta español nacido en 1922 y fallecido en 2002. Su obra toca muchos temas sociales relacionados con la guerra, desde su experiencia. Durante la guerra civil se dedicó a actividades clandestinas que lo llevaron a prisión en 1939. En 1942 fue liberado, y se dedicó a diversos oficios hasta asentarse en Madrid y dedicarse a la escritura. Obtuvo el Premio Nacional de Literatura en 1953, el Premio Adonais en 1947 y el Premio Cervantes en 1999, entre muchos otros.

Interrogar al viento y al cielo, a lo efímero. Preguntarle a la incertidumbre qué hay de cierto, qué dudas se resuelven y cuáles se mantienen, hasta cuándo las palabras y cómo los silencios. Universalizar el instante de mirar las nubes,  lo inútil que cobra sentido al verlo plasmado, y entendemos su necesidad imperante. ¿Qué nos dicen hoy las nubes?

@SaetasdeLuis

Anuncios

363. La pasión

Poema #363

La pasión

Salimos del amor
como de una catástrofe aérea
Habíamos perdido la ropa
los papeles
a mí me faltaba un diente
y a ti la noción del tiempo
¿Era un año largo como un siglo
o un siglo corto como un día?
Por los muebles
por la casa
despojos rotos:
vasos fotos libros deshojados
Éramos los sobrevivientes
de un derrumbe
de un volcán
de las aguas arrebatadas
y nos despedimos con la vaga sensación
de haber sobrevivido
aunque no sabíamos para qué.

Cristina Peri Rossi

Poeta uruguaya. Nació en Montevideo el 12 de noviembre de 1941. Además de poeta es narradora, traductora y ensayista uruguaya. Estudió literatura comparada. Ha efectuado traducciones principalmente de Clarice Lispector. Ha publicado varios libros, entre ellos: “Evohé” 1971, “Diáspora” 1976, “Lingüística general” 1979, “Babel bárbara” 1991, “Aquella noche” 1996, entre otros.

Primero el golpe, el accidente, el suceso que deja impronta. Luego, la pasión y la pregunta: para qué. Pasión: luego del fuego, finas brasas que sobreviven.

@LauraAlessR

314. Preguntas

Poema #314.

Preguntas.

ya que navegas por mi sangre y conoces mis límites y me despiertas en la mitad del día para acostarme en tu recuerdo y eres furia de mí paciencia para mí dime qué diablos hago por qué te necesito quién eres muda sola recorriéndome razón de mi pasión por qué quiero llenarte solamente de mí y abarcarte abarcarte mezclarme a tus huesitos y eres única patria contra las bestias del olvido

 

Juan Gelman.

Poeta y periodista argentino, nació en Buenos Aires en el año 1930. Se le han otorgado numerosos premios como el Cervantes (2007), y los iberoamericanos de poesía Ramón López Velarde (2003), Pablo Neruda (2005) y Reina Sofía (2005). Formó parte en su juventud del grupo “El pan duro”, con jovenes militantes comunistas que creían en una poesía comprometida y popular.

Preguntas que fluyen desbordándose sin signos de puntuación, sin pausas, sólo desbordándose en una espiral que (parece) podría seguir durante horas, como si esto que nos escribe el poeta fuese sólo un fragmento seleccionado de las dudas que giran sobre él, que se siente poseido por una mujer que llega hasta a navegarle la sangre y conocer sus límites. Esta única patria lo inmortaliza, lo saca de la realidad. Y de quicio, seguramente.

@SaetasdeLuis

53. Diálogo en la tiniebla

Poema #53

Diálogo en la tiniebla

……

No busco la verdad, pero persigo

su estela cautivante, su aleteo

que es la réplica infiel de lo que creo

y el huidizo fulgor de lo que digo.

….

La verdad absoluta es un castigo

que quizás no merezca mi deseo.

Y su ausencia es el último trofeo

que desvela mi angustia de testigo.

….

Me quedo con la flor de la pregunta,

aspirando el aroma sin respuesta,

dejando que el silencio apenas hable.

….

Y al sentir que la lágrima despunta,

la verdad, como un grillo, me contesta

desde el jardín del vértigo insondable.

David Escobar Galindo

 

 Poeta, novelista y jurista nacido el 4 de octubre de 1943 en Santa Ana (El Salvador).  Doctor en Jurisprudencia y Ciencias Sociales. Es miembro de número de la Academia Salvadoreña de la Lengua y Director su director desde el año 2006. Es considerado uno de los autores más importantes de la literatura salvadoreña. Dentro de sus  poemarios se encuentran: “El Libro de Lilian” (1976), “Árbol sin Tregua” (1996), “Canciones para el álbum de Perséfone” (1982), “Oración en la Guerra” (1989), entre otros.  También publicó  la novela “Una Grieta en el Agua” (1972).

Ya no busco, ella está ahí, la verdad con todas sus vertientes. No me preocupo, igual el camino conduce hacia ella. Ya no sé cuántas veces me he perdido, es que ese es mi oficio, ya no busco. Ella me habla  en el rumor del viento,  “como un grillo, me contesta / desde el jardín del vértigo insondable.”

Yo no le hago preguntas, solo espero su visita. Ella ya me conoce y entre mis palabras se cuela. Yo la aspiro. Le dejó el café servido y le mesa dispuesta. Una neblina entra por mi puerta, apago las velas  y recuerdo  que “su ausencia es el último trofeo / que desvela mi angustia de testigo.”

@LauraAlessR