482. [Nos cegará la luz]

Poema #482.

 

Nos cegará la luz

la transparencia

del alba

entre las islas

 

Pasará una gaviota

sobre un velero blanco

y una voz muy lejana

 

El mar     el mar

la costra ardiente

de un sueño

milenario y abolido

 

Honda será la travesía

Hondo el grito

bajo las aguas

Hondo el hallazgo

 

Ana María del Re.

Nació en Caracas y se licenció en Letras y en Francés Superior por la Universidad Central de Venezuela. Cursó la maestría en literatura hispanoamericana en la Universidad Simón Bolívar y el doctorado en literatura de la Universidad de La Sorbona. Ha traducido a los poetas italianos Umberto Saba, Giuseppe Ungaretti, Eugeno Montale, Mario Luzi, Roberto Mussapi; a J.R. Wilcock y a Eugène Guillevic. Realizó también la traducción al italiano del libro Amante, de Rafael Cadenas.

Hondo será el encuentro después de haberme sumergido en las profundidades de siete mares, después de una larga travesía por la Tierra, después de ahondar en tus ojos oceánicos. Hay que reconocerlo, nos cegará la luz.

@SaetasdeLuis

Anuncios

464. Dedicatoria

Poema #464.

Dedicatoria.

 

Si alguna vez la vida te maltrata,

acuérdate de mí,

que no puede cansarse de esperar

aquel que no se cansa de mirarte.

 

Luis García Montero.

Poeta y ensayista granadino, nacido en 1958. Licenciado y Doctor en Filosofía y Letras por la Universidad de Granada. Obtuvo el Premio Nacional de Literatura en 1994 y, entre otros, el Premio Loewe y el Premio Adonais. Es considerado una de las voces más significativas de la poesía española contemporánea.

Solo el tiempo podrá decir si son ciertas y firmes las palabras del poeta, así como las miradas. No seré yo quien niegue sus versos.

@SaetasdeLuis

462. Poema 7

Poema #462.

Poema 7.

Inclinado en las tardes tiro mis tristes redes

a tus ojos oceánicos.

 

Allí se estira y arde en la más alta hoguera

mi soledad que da vueltas los brazos como un náufrago.

 

Hago rojas señales sobre tus ojos ausentes

que olean como el mar a la orilla de un faro.

 

Sólo guardas tinieblas, hembra distante y mía,

de tu mirada emerge a veces la costa del espanto.

 

Inclinado en las tardes echo mis tristes redes

a ese mar que sacude tus ojos oceánicos.

 

Los pájaros nocturnos picotean las primeras estrellas

que centellean como mi alma cuando te amo.

 

Galopa la noche en su yegua sombría

desparramando espigas azules sobre el campo.

 

Pablo Neruda.

Su nombre de nacimiento era Ricardo Eliecer Neftalí Reyes Basoalto. Nació en 1904 en Chile y publicó los “Veinte poemas de amor y una canción desesperada” en 1924, con tan solo 20 años, siendo éste su segundo libro de una extensa obra de más de cuarenta poemarios. Obtuvo el Premio Nacional de Literatura de Chile en 1945 y en 1971 se le otorgó el Premio Nobel de Literatura. Murió en el año 1973. Participó activamente en el Partido Comunista.

Ojos oceánicos, una mirada de la que enamorarse y perderse más allá de redes y navíos. Galopa la noche y en su mirada oceánica está todo el encuentro y la intemperie. Desde la costa, hace señales a la mirada ausente, la busca y la invoca. Evoca ese mar en el cual sumergirse y entregarse.

@SaetasdeLuis

456. El encuentro

Poema #456.

El encuentro.

 

Mientras ellos hablaban todo el tiempo de la nueva moral

ella me exploraba con sus ojos.

y cuando me levanté para marcharme

sus dedos fueron como el tejido

de una servilleta japonesa de papel.

 

Ezra Pound.

Nace en Idaho, Estados Unidos, en el año 1885 y muere en Venecia, Italia, en 1972. Poeta, ensayista, músico y crítico estadounidense perteneciente a la llamada “Generación perdida” que predicó el rescate de la poesía antigua para ponerla al servicio de una concepción moderna. Vivió un tiempo en París y, luego, en Italia, donde se volvió admirador de Benito Mussolini y del fascismo; lo antes mencionado hizo que se le juzgara por traición tras la guerra, en Estados Unidos. Por intervención de figuras del mundo cultural se le declaró “loco”, salvándolo así de una posible pena de muerte. Luego de doce años internado en el hospital de St. Elizabeth volvió a Italia, donde permaneció hasta su muerte.

Allí, en el instante, el infinito.

@SaetasdeLuis

448. Lejos

Poema #448.

Lejos.

 

Lejos, lejos nací,

lejos de mi alma:

separada la vida

de la mirada.

 

Lejanía que fue

toda la patria,

como una cicatriz

que no cerrara.

 

No pude atravesar

la tarde rara:

lejos, lejos de mí,

no me abarcaba.

 

He visto, comprendiendo,

la mar morada,

el confín misterioso,

la doble playa.

 

Cintio Vitier.

Poeta, narrador, ensayista y crítico cubano. Nació en 1921 y falleció en el año 2009. Estuvo vinculado a la revista Orígenes junto a otros intelectuales cubanos como José Lezama Lima, Eliseo Diego y Fina García Marruz. Obtuvo el Premio Nacional de Literatura de su país en 1988, el Premio Juan Rulfo en el 2002, y la medalla de la Academia de Ciencias de Cuba, entre otras distinciones.

Sentir a la lejanía siempre cercana, sentirla como patria inalcanzable, confín misterioso. Comprender que es imposible de surcar, que hay una imagen doble en la otra orilla, también mirando hacia nosotros, que hemos estado en ambas costas. Que estamos en ambas costas. Miro lejos, hacia la cicatriz que no cierra.

@SaetasdeLuis

436. Tus ojos

Poema #436.

Tus ojos.

 

Tus ojos son la patria

del relámpago y de la lágrima,

silencio que habla,

tempestades sin viento,

mar sin olas, pájaros presos,

doradas fieras adormecidas,

topacios impíos como la verdad,

otoño en un claro del bosque

en donde la luz canta en el hombro

de un árbol y son pájaros todas las hojas,

playa que la mañana

encuentra constelada de ojos,

cesta de frutos de fuego,

mentira que alimenta,

espejos de este mundo,

puertas del más allá,

pulsación tranquila del mar a mediodía,

absoluto que parpadea, páramo.

 

Octavio Paz.

Poeta y ensayista mexicano (1914-1998). En 1943 recibió la beca Guggenheim. Trabajó como diplomático mexicano en países como Francia, India y Japón, que tuvieron importante influencia en su obra. En 1990 obtuvo el Premio Nobel de Literatura. Es considerado uno de los más importantes escritores del siglo XX. Entre sus libros de ensayo destacan “El laberinto de la soledad”, “El arco y la lira” y “Sor Juana Inés de la Cruz o las trampas de la fe”, entre otros.

Ya lo hemos escuchado, quizás hasta lo hemos deseado, vendrá la muerte y tendrá tus ojos. Tus ojos que son patria del relámpago y de la lágrima. El encuentro, la mirada, produce la ennumeración y la contradicción que desarrolla el poeta. En el instante se condensa el infinito, un absoluto que parpadea.

@SaetasdeLuis

299. Summer Night

Poema #299

Summer Night

Hablar sin cautela,
mirar sin provocación.

De esta imagen
la futura daga,
lo que insiste y no descifra.

Jacqueline Goldberg

Nacida en Maracaibo el 24 de noviembre de 1966. Es Licenciada en Letras, narradora, ensayista, escritora testimonial, dramaturga, autora de literatura para niños y editora. Ya varios poemas de ella publicados en Trazos de la memoria.

Allá la imagen, poco a poco mostrándose, en una danza de sentidos. Nunca descifrable, siempre sugerida. Mientras se acerca, insiste y provoca, se vislumbra el padecimiento. Imagen, en ocasiones, pesadilla.

@LauraAlessR