581. Las sendas de Oku

Poema #581

Las sendas de Oku

Ah, este camino
que nadie recorre,
excepto el crepúsculo.

Matsuo Bashō

Poeta japonés. Nacido en Ueno, 1644. El poeta más famoso del período Edo de Japón. Es considerado uno de los cuatro grandes maestros del haiku junto a Yosa Buson, Issa Kobayashi y Masaoka Shiki. Bashō cultivó y consolidó el haiku con un estilo sencillo y con un componente espiritual. Su poesía ha conseguido renombre internacional, y en Japón muchos de sus poemas se reproducen en monumentos y lugares tradicionales.. Fallecido en Osaka, 1694.Ya publicado anteriormente en Trazos de la memoria.

Variedad de caminos esperando afuera. Rutas hermosas, nunca conocidas y la inmensidad. A lo lejos se desvanece la luz o renace, la grandeza siempre enceguece. Los caminos que  no he recorrido me hacen ese nadie en el poema. El trazar caminos nunca termina.

@LauraAlessR

Anuncios

347. Invierno

Poema #347

Invierno

La primera lluvia del invierno,
y mi nombre debería ser,
“Viajero.”

Matsuo Bashō

Poeta japonés. Nacido en Ueno, 1644. El poeta más famoso del período Edo de Japón. Durante su vida, Bashō fue reconocido por sus trabajos en el Haikai no renga. Es considerado uno de los cuatro grandes maestros del haikú junto a Yosa Buson, Issa Kobayashi y Masaoka Shiki. Bashō cultivó y consolidó el haikú con un estilo sencillo y con un componente espiritual. Su poesía ha conseguido renombre internacional, y en Japón muchos de sus poemas se reproducen en monumentos y lugares tradicionales. Fallecido en Osaka, 1694. Ya publicado anteriormente en Trazos de la memoria.

Despedirse. Un poco cada día, cada temporada, decir adiós a un poco de nosotros. Los cambios vienen aunque el cuerpo no se mueva grandes distancias. Cambios como lluvia, donde uno se encuentre, por lo menos una vez al año la lluvia nos visita.

@LauraAlessR

281. Las sendas de Oku (Fragmento)

Poema #281

Las sendas de Oku (Fragmento)

¿Admirable,
aquel que no piensa: “la vida huye”
al ver el relámpago?

Matsuo Bashō

Poeta japonés. Nacido en Ueno, 1644. El poeta más famoso del período Edo de Japón. Durante su vida, Bashō fue reconocido por sus trabajos en el Haikai no renga. Es considerado uno de los cuatro grandes maestros del haikú junto a Yosa Buson, Issa Kobayashi y Masaoka Shiki. Bashō cultivó y consolidó el haikú con un estilo sencillo y con un componente espiritual. Su poesía ha conseguido renombre internacional, y en Japón muchos de sus poemas se reproducen en monumentos y lugares tradicionales.. Fallecido en Osaka, 1694. Ya publicado anteriormente en Trazos de la memoria.

La vida es un instante. Sin embargo, vuelve a nacer la ola, vuelve la lluvia y vuelve el relámpago. Ya no será la misma ola o la misma lluvia, no serán, quizás los mismos ojos los que miren el relámpago; pero allí están latentes las manifestaciones de la vida, su brevedad y su continuidad.

157. Primavera (Fragmento)

Poema #157

Primavera (Fragmento)

¡Despierta, despierta,
Mariposa dormida,
Y seamos compañeros!

Con cada ráfaga de viento,
La mariposa cambia de lugar
En el sauce.

La camelia del árbol
Cayó,
Vertiendo su agua.

Matsuo Bashō

Poeta japonés. Nacido en Ueno, 1644. El poeta más famoso del período Edo de Japón. Durante su vida, Bashō fue reconocido por sus trabajos en el Haikai no renga. Es considerado uno de los cuatro grandes maestros del haikú junto a Yosa Buson, Issa Kobayashi y Masaoka Shiki. Bashō cultivó y consolidó el haikú con un estilo sencillo y con un componente espiritual. Su poesía ha conseguido renombre internacional, y en Japón muchos de sus poemas se reproducen en monumentos y lugares tradicionales.. Fallecido en Osaka, 1694.Ya publicado anteriormente en Trazos de la memoria.

El haikú y su sencillez. La capacidad de un breve escrito que encierra el poder de múltiples interpretaciones. Algunos, considero, son como una excelente fotografía que captan, deteniendo un instante, la belleza cotidiana de la naturaleza. Un breve escrito que retrata el cambio de las estaciones, los movimientos de los animales o la vida casi imperceptible de los árboles y plantas.

Nací aquí en plena ciudad, entre autos y edificios, sin embargo, a veces añoro la quietud cambiante de esa naturaleza retratada. Miro mi entorno, y agradezco que allí, un poco lejos nos mire esa montaña imponente. Como si quisiera recordarnos que todo cambia, hasta ella. Ella que lleva toda nuestra historia mirándonos, ella que lleva sintiendo nuestros cambios desde siempre.

@LauraAlessR

118. [Narciso y biombo]

Poema #118.

 

Narciso y biombo:

uno al otro ilumina,

blanco en lo blanco.

 

Matsuo Bashō.

Nacido como Matsuo Kinsaku en Ueno, 1644; fallecido en Osaka, 1694. Fue el poeta más famoso del período Edo de Japón. Durante su vida, Bashō fue reconocido por sus trabajos en el Haikai no renga. Es considerado uno de los cuatro grandes maestros del haikú junto a Yosa Buson, Issa Kobayashi y Masaoka Shiki. Bashō cultivó y consolidó el haikú con un estilo sencillo y con un componente espiritual. Su poesía ha conseguido renombre internacional, y en Japón muchos de sus poemas se reproducen en monumentos y lugares tradicionales.

Al respecto de este poema, Octavio Paz dice que “traza en tres líneas la figura de la iluminación y, como si fuese un copo de algodón, sopla sobre ella y la disipa. La verdadera iluminación, parece decirnos, es la no-iluminación.

El haikú ofrece, en su sencillez, infinitas interpretaciones, nos da un pequeño agujero en la página a través del cual podemos vislumbrar una realidad, un instante. En este poema, como dice Octavio Paz, pareciera que el poeta dibuja con nitidez la claridad y luego nos la difumina con otro de sus trazos. Dos blancuras superpuestas, y la negación de la espiritualidad como la mayor de las espiritualidades. Un rasgo clásico de las filosofías orientales que también vemos en el Tao Te King: “El Tao que puede ser expresado. no es el verdadero Tao.”

@SaetasdeLuis