314. Preguntas

Poema #314.

Preguntas.

ya que navegas por mi sangre y conoces mis límites y me despiertas en la mitad del día para acostarme en tu recuerdo y eres furia de mí paciencia para mí dime qué diablos hago por qué te necesito quién eres muda sola recorriéndome razón de mi pasión por qué quiero llenarte solamente de mí y abarcarte abarcarte mezclarme a tus huesitos y eres única patria contra las bestias del olvido

 

Juan Gelman.

Poeta y periodista argentino, nació en Buenos Aires en el año 1930. Se le han otorgado numerosos premios como el Cervantes (2007), y los iberoamericanos de poesía Ramón López Velarde (2003), Pablo Neruda (2005) y Reina Sofía (2005). Formó parte en su juventud del grupo “El pan duro”, con jovenes militantes comunistas que creían en una poesía comprometida y popular.

Preguntas que fluyen desbordándose sin signos de puntuación, sin pausas, sólo desbordándose en una espiral que (parece) podría seguir durante horas, como si esto que nos escribe el poeta fuese sólo un fragmento seleccionado de las dudas que giran sobre él, que se siente poseido por una mujer que llega hasta a navegarle la sangre y conocer sus límites. Esta única patria lo inmortaliza, lo saca de la realidad. Y de quicio, seguramente.

@SaetasdeLuis

207. Mátame

Poema #207

Mátame

No me beses, mi amor.

No me abraces, mi amor.

Si me amas

mátame, mi amor.

 

Anna Świrszczyńska

Poeta croata.  Nació en Varsovia el 7 de febrero de 1909. Creció  dentro de una familia humilde de artistas. Comenzó a publicar sus poemas en la década de 1930. Participó en la Resistencia polaca y publicó poemas en revistas clandestinas. En esos momentos, conoció al también poeta Czesław Miłosz. En el Alzamiento de Varsovia de 1944 colaboró como enfermera. Estas experiencias durante la guerra se reflejan en su obra Budowałam barykadę (Levantando la barricada, 1974), donde describe el dolor y el sufrimiento de aquel tiempo. Fallece el 30 de septiembre de 1984.

Límites insondables del amor. Abismos que se hacen palabras, voz. Sin besos, tampoco abrazos. Solo un ruego, una oración.

 @LauraAlessR