459. Escribiste…

Poema #459

Escribiste: “Estos muros se hacen transparentes cuando te siento.
Mañana traigo los libros.
Te besa”.
Mi libertad había nacido tras aquellas paredes. El calabozo núm. 3
se extendía como un amanecer. Su día era vasto.
El pobre carcelero se creía libre porque cerraba la reja, pero
a través de ti yo era innumerable.

Rafael Cadenas

Poeta y ensayista venezolano, nace en Barquisimeto, en 1930. Ganó el Premio Nacional de Literatura en 1985. Ha traducido a grandes poetas como: Lawrence, Nijinski, Whitman, Cavafy, entre otros. Entre sus obras se pueden nombrar: “Los cuadernos del destierro” (1960), “Falsas maniobras” (1966), “Intemperie” (1977), “Amante” (1983), “Dichos” (1992), “Gestiones” (1992), entre otros.

Palabras que son un sentimiento, una imagen que cobra vida. De pronto, te encuentras en ese calabozo, recorres las líneas una y otra vez. Recuerdas un libro, una frase. Descubres una luz y te multiplicas.

@LauraAlessR

Anuncios

236. [¡Venid todos aquí, endecasílabos,]

Poema #236.

 

¡Venid todos aquí, endecasílabos,

aquí, de todas partes, venid todos!

Que una puta se quiere divertir

negándose la infame a devolverme

vuestras tablas. ¿Lo vais a permitir?

Acosémosla, pues, y reclamemos.

¿Que quién es? la del sucio contoneo,

que ríe como un mimo repugnante

con su boca de galgo galicano.

¡Rodeadla y a voces reclamad!:

‘¡Puta hedionda, devuélvenos los libros,

devuélvenos los libros, puta hedionda!’.

¿Que no te importa nada? ¡Burdel, fango

o bajeza mayor si aún es posible…!

Pero no hemos de darnos por vencidos,

saquemos, por lo menos, los colores

a la cara de hierro de esa perra.

¡Gritad de nuevo a coro en voz más alta!:

‘¡Puta hedionda, devuélvenos los libros,

devuélvenos los libros, puta hedionda!’.

Mas de nada nos vale. Ni se inmuta;

se ha de cambiar de táctica y e tono

a ver si así sacáis algún provecho:

‘¡Virgen casta, devuélvenos los libros!’.

 

Catulo.

 

Poeta latino nacido en Verona en el año 87 a.C., falleció en Roma alrededor del 57 a.C. Estudió en Roma, donde pasó varias temporadas hasta establecerse definitivamente, se enamoró de Clodia, quien fue fuente de inspiración para muchos de sus epigramas y poemas, casada con el gobernador de la Galia Cisalpina y hermana del tribuno Plubio Clodio Pulcro, enemigo de Cicerón.

Hay temas que son recurrentes en la vida de los poetas, que uno puede ver trazarse y conectarse a lo largo de la historia. Hace más de dos mil años, Catulo escribía lo que hace poco escribió Bukowski a la puta que se llevó sus poemas. Comparar ambos poemas resulta extraordinario, porque uno puede imaginarse, casi, a ambos poetas sentados en un bar, conversando sobre el tormento que les causaron sus respectivas putas al robarles sus poemas. Con estilos sumamente diferentes, y una manera de expresarlos distinta, nos encontramos ante lo mismo: eso que tanto le duele al poeta, quedarse sin sus textos y no poder recuperarlos. Ha pasado y seguirá pasando, así que ¡cuiden sus textos!

@SaetasdeLuis

234. A la puta que se llevó mis poemas

Poema #234.

A la puta que se llevó mis poemas.

 

Algunos dicen que debemos eliminar del poema

los remordimientos personales,

permanecer abstractos, hay cierta razón en esto, pero

¡Por Dios!

¡Doce poemas perdidos y no tengo copias!

¡Y también te llevaste mis cuadros, los mejores!

¡Es intolerable!

¿Tratas de joderme como a los demás?

¿Por qué te no te llevaste mejor mi dinero? Usualmente

lo sacan de los dormidos y borrachos pantalones enfermos en el

rincón

La próxima vez llévate mi brazo izquierdo o un billete

de cincuenta,

pero mis poemas no.

 

No soy Shakespeare

pero puede que algún día ya no escriba más,

abstractos o de los otros;

Siempre habrá dinero y putas y borrachos

hasta que caiga la última bomba,

pero como dijo Dios,

cruzándose de piernas:

“veo que he creado muchos poetas

pero muy poca poesía”

 

Charles Bukowski.

Escritor y poeta estadounidense nacido en Alemania en el año 1920. Falleció en Los Ángeles en 1994. Fue erróneamente asociado con los escritores de la Generación Beat por similitudes de estilo y actitud; es símbolo del “realismo sucio”, un movimiento literario que surge en los 70 en Estados Unidos y mezcla la sobriedad y precisión realistas con la vulgaridad y la decadencia. Fue también asociado con la literatura independiente, y escribió más de cincuenta libros.

Todos hemos pasado, alguna vez, por la situación que menciona el poema. Sea con libros que queremos o con escritos que hemos hecho, y que probablemente no volveremos a ver más. Por supuesto que nos molesta esto, y parecen saberlo cuando lo hacen, presentir que es lo que más nos puede doler, más que un brazo o un billete. Siempre habrá dinero y putas y borrachos, sobran tanto como los poetas. Pero como dijo Dios, y esos dos versos resuenan en múltiples ocasiones y cuando uno se encuentra en ciertos lugares, el cruel omnipresente como que creó muchos poetas, pero muy poca poesía…

@SaetasdeLuis

219. Como actor vacilante en el proscenio…

Poema #219

Como actor vacilante en el proscenio…

Como actor vacilante en el proscenio
que temeroso su papel confunde,
o como el poseído por la ira
que desfallece por su propio exceso,

así yo, desconfiando de mí mismo,
callo en la ceremonia enamorada,
y se diría que mi amor decae
cuando lo agobia la amorosa fuerza.

Deja que la elocuencia de mis libros,
sin voz, transmita el habla de mi pecho
que pide amor y busca recompensa,
más que otra lengua de expresivo alcance.

Del mudo amor aprende a leer lo escrito,
que oír con ojos es amante astucia.

William Shakespeare 

Poeta y dramaturgo inglés. Nació en 1564. Perteneció a una familia noble de escasos recursos económicos. Autor de varios sonetos así como de grandes piezas de teatro. Algunas de sus obras como “Hamlet”, “Otelo”, “Macbeth”, “Romeo y Julieta”, “El Rey Lear” y “La tempestad”,  han sido catalogadas a través del tiempo como verdaderas joyas de la literatura universal. Falleció el 23 de abril de 1616.

Los ojos, las miradas. Experto es el amante en leer. Hay frases que más que escucharlas, hay que prestar atención al gesto que las acompaña.  Hay que estar atentos al lenguaje del cuerpo, siempre tiene maneras diferentes de manifestarse. Pero en la danza de la pasión “oír con los ojos es amante astucia”.

@LauraAlessR