517. VIII

Poema #517

VIII

Vivir, ya he dicho:
Tener sobre las manos un fajo de papeles:
un lápiz, libros, dibujos, sueños.

El alma al descubierto
vulnerable.
Estar así. Beberse a uno mismo.
Sollozar.

Tomar el invierno para tejer
una mansión de lino
Vigilantes los senos,
escondidos en la piel.
Vibrar
Repasar las camisas, acomodar los sueños,
dejar en perfecta armonía los clavos, la canela,
el azúcar y los aromas.

Dejar el alma al despoblado,
musitar pequeños versos de Sor Juana,
olvidar castigos y derrotas.
Recordar el olor de un verano en Guanacaste.
Fruncir el ceño por placer,
sonreír por malicia.
Vivir,
acodada entre sombras,
aniñando los ojos
y olvidar, olvidar.

Mía Gallegos

Poeta costarricense. Nació en San José en 1953. A los veintitrés años ganó el Premio Joven creación 1976 por su libro “Golpe de Albas”, luego el premio Alfonsina Storni  en 1977 y el Premio Nacional Aquileo Echeverría en 1985. Sus poemas han sido traducidos al inglés e incluidos en antologías de poesía latinoamericana. Autora de “Los reductos del sol” 1985, “El claustro elegido” 1989 y “Los sueños y los día” 1995.

Detenerse y vivir. Andar y vivir. Seguir el ritmo propio, el ritmo natural de las cosas. Recibir y dar. Amar y dejar ir. Olvidar, olvidar… dar cabida a la sorpresa.

Escribir, dibujar, trazar… leer y sentir: vivir.

@LauraAlessR

Anuncios

471. Leo…

Poema 471

Leo
buscando entre las líneas
.                                                    una luz
que borre mis ojos

Adalber Salas

Poeta venezolano. Nació en Caracas en 1987. Ganador del II Premio Nacional Universitario de Literatura, mención Poesía, con el poemario: “La arena, el vidrio: ascenso en tres movimientos”. Textos suyos han sido publicados en Papel Literario.

Dejar de buscar en la vida y empezar a buscar en los libros. Buscar una imagen que despierte un nuevo universo. Dejar limpia la memoria, dejar de ver lo tangible y lo posible, para crear a partir de la luz.

@LauraAlessR

Vacaciones

Vacaciones.

Estimados lectores, queremos informarles que nos hemos tomado unas vacaciones que durarán hasta el 01 de enero del 2013. Queremos aprovechar esta publicación para agradecerles a quienes nos leen constantemente, a quienes comentan, comparten y a quienes han cooperado con publicaciones. Gracias a todos ustedes estos Trazos de la memoria tienen forma y sentido, cobran cuerpo desde la niebla y nos motivan a seguir publicando para todos ustedes que han venido siguiendo al blog desde hace más de 388 días.

Agradecemos su comprensión, y los invitamos a (re)leer publicaciones antiguas durante estos días, que de aquí al año entrante quedan muy pocos días. Estaremos atentos igual a sus comentarios. Les deseamos unas felices fiestas, y un extraordinario año nuevo lleno de poesía y experiencias, entre otras muchas cosas.

Nos seguimos leyendo,

@LauraAlessR

@SaetasdeLuis

269. Teoría del caos

Poema #269

Teoría del caos

En la superficie

de mi piel de humana

hay restos

de saliva, besos, caricias, mordiscos,

esperma,

chupetones,

cortes, heridas, golpes, llagas,

sudor, cicatrices,

rasguños, sangre, costras, morados, lesiones,

arañazos,

bofetadas

varices, ampollas y quemadas.

No me hacen falta ni perforaciones ni tatuajes,

mi cuerpo

es un mapa.

Anna Gual

Poeta española. Nació en Barcelona en 1986. Estudia comunicación audiovisual.

Por casualidad me he topado con este poema.  Aún es como una flor extraña en medio del camio.

El cuerpo como mapa, como muestra de lo que se ha vivido. Cada rincón tiene su historia, cada extensión sus caminos y atajos. El cuerpo más que para ser visto, está hecho para ser leído. Un mapa para ser descifrado por los sentidos.

@LauraAlessR

219. Como actor vacilante en el proscenio…

Poema #219

Como actor vacilante en el proscenio…

Como actor vacilante en el proscenio
que temeroso su papel confunde,
o como el poseído por la ira
que desfallece por su propio exceso,

así yo, desconfiando de mí mismo,
callo en la ceremonia enamorada,
y se diría que mi amor decae
cuando lo agobia la amorosa fuerza.

Deja que la elocuencia de mis libros,
sin voz, transmita el habla de mi pecho
que pide amor y busca recompensa,
más que otra lengua de expresivo alcance.

Del mudo amor aprende a leer lo escrito,
que oír con ojos es amante astucia.

William Shakespeare 

Poeta y dramaturgo inglés. Nació en 1564. Perteneció a una familia noble de escasos recursos económicos. Autor de varios sonetos así como de grandes piezas de teatro. Algunas de sus obras como “Hamlet”, “Otelo”, “Macbeth”, “Romeo y Julieta”, “El Rey Lear” y “La tempestad”,  han sido catalogadas a través del tiempo como verdaderas joyas de la literatura universal. Falleció el 23 de abril de 1616.

Los ojos, las miradas. Experto es el amante en leer. Hay frases que más que escucharlas, hay que prestar atención al gesto que las acompaña.  Hay que estar atentos al lenguaje del cuerpo, siempre tiene maneras diferentes de manifestarse. Pero en la danza de la pasión “oír con los ojos es amante astucia”.

@LauraAlessR

212. [El silencio que queda entre dos palabras]

Poema #212.

 

El silencio que queda entre dos palabras

no es el mismo silencio que envuelve una cabeza cuando cae,

ni tampoco el que estampa la presencia del árbol

cuando se apaga el incendio vespertino del viento.

 

Así como cada voz tiene un timbre y una altura,

cada silencio tiene un registro y una profundidad.

El silencio de un hombre es distinto del silencio de otro

y no es lo mismo callar un nombre que callar otro nombre.

 

Existe un alfabeto del silencio,

pero no nos han enseñado a deletrearlo.

Sin embargo, la lectura del silencio es la única durable,

tal vez más que el lector.

 

Roberto Juarroz.

Poeta, ensayista, traductor y crítico literario argentino. Nació en 1925 y falleció en el año 1995. Se graduó en Bibliotecología y Ciencias de la información por la Universidad Nacional de Buenos Aires, y se especializó en La Sorbona. La parte más importante de su obra está reunida en un volumen numerado bajo el título de Poesía vertical. Fue miembro de número de la Academia Argentina de las Letras y catedrático universitario por más de treinta años.

Cuando las palabras cumplen su propósito, generan un silencio más hondo que el que existía antes de ellas. Alcanzan su objetivo y no es necesario decir más. Las palabras abren, a mi parecer, un espacio en el silencio al que son arrojadas. Y como los esquimales, que pueden reconocer distintos tonos de blanco en la nieve, existe la posibilidad de que aquellos asiduos al silencio reconozcan más registros del mismo. No es el mismo silencio, como dice el poema, cuando está entre dos palabras, o cuando calla el viento, o cuando una cabeza cae. ¿Existirá, realmente, un alfabeto del silencio? Al menos estamos seguros de que, tarde o temprano, es lo que quedará.

@SaetasdeLuis

187. Mensajes

Poema 187

Mensajes

Cómo amaba los manuscritos de tus manos
en la alfombra
en la mesa de todos los días
en los mansos atardeceres
en el polvo de la ventana
en la monótona arena de la playa
Mansas manos
mensajes monosilábicos

Pero nunca supiste qué palabra escribías.

Cristina Peri Rossi

Poeta uruguaya. Nació en Montevideo el  12 de noviembre de 1941. Además de poeta es narradora, traductora y ensayista uruguaya. Estudió literatura comparada. Ha efectuado traducciones principalmente de Clarice Lispector. Ha publicado varios libros, entre ellos: “Evohé” 1971, “Diáspora” 1976, “Lingüística general” 1979, “Babel bárbara” 1991, “Aquella noche” 1996, entre otros. Su obra ha sido traducida a varios idiomas y  galardonada con premios literarios, entre los que se encuentra el Premio Internacional de Poesía Rafael Alberti 2003 y el Premio Loewe 2008.

Observar. Seguir las huellas que dejas en la mesa, la alfombra, en los atardeceres… Leer esos pequeños rastros de ti. Rastros que dejas con tus manos, con tu cuerpo. Esos escritos que añoro serenamente. Ya no intento descifrarlos, los admiro, los recorro.  Quizás un día descubras su secreto. Quizás un día me encuentres tras ellos. Mi bitácora monosilábica.

@LauraAlessR