455. IV

Poema #455

IV

¡Los suspiros son aire y van al aire!
¡Las lágrimas son agua y van al mar!
Dime, mujer: cuando el amor se olvida,
¿sabes tú a dónde va?

Gustavo Adolfo Bécquer

Poeta español. Nació en Sevilla el 7 de febrero de 1836. Uno de los grandes poetas románticos del siglo XIX. A lo largo de su vida escribió: poemas, leyendas, obras de teatro y más. Se inició en el arte pintando al lado de su padre, pero más adelante escogería la literatura. Autor de “Rimas y leyendas”, “Cartas literarias a una mujer”, entre muchas más. Fallecido en Madrid el 22 de diciembre de 1870.

Seguiré creyendo que reposa en cenizas. Cenizas que van de aquí para allá. Restos de recuerdos ardientes que, con un poco de suerte, formarán parte de otro fuego, de otra tierra, de otro mar.

@LauraAlessR

218. XXIII [Por una mirada, un mundo]

Poema #218.

XXIII.

 

Por una mirada, un mundo,

por una sonrisa, un cielo,

por un beso… yo no sé

qué te diera por un beso.

 

Gustavo Adolfo Bécquer.

 

Fue un poeta y narrador adscrito al romanticismo, aunque escribió en la etapa histórica perteneciente al realismo. Nació en Sevilla en 1836 y murió en Madrid apenas en 1870. Su obra adquirió mayor prestigio después de su muerte, cuando muchos de sus textos fueron publicados. Tanto las Rimas como las Leyendas son sus trabajos más conocidos.

Una de las Rimas más conocidas, junto con la XXI, en las que resulta evidente todo el romanticismo del poeta, quien, con unos pocos versos, busca transmitir una sentimiento que se desborda. Los versos ofrecen; lo ofrecen todo, pero también tientan, dejan el misterio y activan la curiosidad, buscan capturar la atención y acercar a la persona a quien van dirigidos para que averigue qué obtendría por un beso. Es todo un juego de seducción sutil, en el que se comienza con la mirada, y que cada gesto tiene importancia hasta llegar al beso y a lo que dice el poeta: “yo no sé/ qué te diera por un beso”. Imaginemos.

@SaetasdeLuis

Trazos de la memoria

Rima XXIII de Gustavo Adolfo Bécquer

202. XXI [¿Qué es poesía?, dices mientras clavas]

Poema #202.

XXI.

 

¿Qué es poesía?, dices mientras clavas

en mi pupila tu pupila azul;

¡Qué es poesía! ¿Y tú me lo preguntas?

Poesía… eres tú.

 

Gustavo Adolfo Bécquer.

 

Poeta español, nace en Sevilla en 1836 y muere en Madrid en 1870. Indudablemente romántico, se adscribe a este movimiento. Sus trabajos más conocidos son sus Rimas y sus Leyendas, que tuvieron una gran influencia en la literatura hispana posterior y aún siguen fascinando a muchas personas.

Una rima muy conocida y una de las más simples y románticas definiciones de la poesía. Es, por supuesto, más un piropo que una teoría literaria, pero también habla de lo que es el romanticismo al que se adscribe Bécquer. También habla de la poesía que está más allá de los versos y del papel, que es la amada misma, sus miradas, su vida. Es poesía en su estado más puro y natural: vida. Después de todo, la literatura -en especial la poesía- es vida cristalizada.

@SaetasdeLuis

Trazos de la memoria

Rima XXi de Gustavo Adolfo Bécquer

93. XXVI

Poema #93

XXVI

Tú eras el huracán y yo la alta

torre que desafía su poder:

¡tenías que estrellarte o que abatirme!

¡No podía ser!

Tú eras el océano y yo la enhiesta

roca que firme aguarda su vaivén:

¡tenías que romperte o que arrancarme!

¡No podía ser!

Hermosa tú, yo altivo: acostumbrados

uno a arrollar, el otro a no ceder:

la senda estrecha, inevitable el choque…

¡No podía ser!

 

Gustavo Adolfo Bécquer

Poeta español. Nació en Sevilla el 7 de febrero de 1836. Uno de los grandes poetas románticos del siglo XIX.  A lo largo de su vida escribió: poemas, leyendas, obras de teatro y más.  Se inició en el arte pintando al lado de su padre, pero más adelante escogería la literatura. Autor de “Rimas y leyendas”, “Cartas literarias a una mujer”, entre muchas más. Fallecido en Madrid el 22 de diciembre de 1870.

Este es un juego de ola. El vaivén de golpe y el reposo en la orilla es el hilo musical del poema. Una música que acompaña  el choque,  un encuentro que es siempre contienda. Encuentro y despedida, es que tanta colisión ¡no podía ser!…

@LauraAlessR