501. La mujer de humo

Poema #501

La mujer de humo

Hombre que me besas,
hay humo en tus labios.
Hombre que me ciñes,
viento hay en tus brazos.

Cerraste el camino,
yo seguí de largo;
alzaste una torre,
yo seguí cantando…

Cavaste la tierra,
yo pasé despacio…
Levantaste un muro
¡Yo me fui volando!…

Tú tienes la flecha:
yo tengo el espacio;
tu mano es de acero
y mi pie es de raso…

Mano que sujeta,
pie que escapa blando…
¡Flecha que se tira!…
(El espacio es ancho…)

Soy lo que no queda
ni vuelve. Soy algo
que disuelto en todo
no está en ningún lado…

Me pierdo en lo oscuro,
me pierdo en lo claro,
en cada minuto
que pasa… En tus manos.

Humo que se crece,
humo fino y largo,
crecido y ya roto
sobre un cielo pálido…

Hombre que me besas,
tu beso es en vano…
Hombre que me ciñes:
¡Nada hay en tus brazos!

Dulce María Loynaz

Poeta cubana. Nació en La Habana el 10 de diciembre de 1902. Doctora en leyes. Una de las principales figuras de la poesía lírica cubana y universal. Publicó sus primeros poemas en 1920. En 1986 recibió el premio Nacional de Literatura de su país, en 1991 el Premio de la Crítica y en 1992 el premio Cervantes, convirtiéndose desde entonces en directora de la Academia Cubana de la Lengua. Entre sus obras se encuentran: “Juegos de agua” (1951),”Poemas náufragos” (1991), “Finas redes” (1993), “La novia de Lázaro” (1993), “Melancolía de otoño” (1997), “La voz del silencio” (2000), entre otros. Fallece el 27 de abril de 1997.

Entonces, nada hay entre tus (a)brazos…

@LauraAlessR

206. La flecha

Poema #206.

La flecha.

 

No importa que la flecha no alcance el blanco

Mejor así

No capturar ninguna presa

No hacerle daño a nadie

pues lo importante

es el vuelo          la trayectoria          el impulso

el tramo de aire recorrido en su ascenso

la oscuridad que desaloja al clavarse

vibrante

en la extensión de la nada

 

José Emilio Pacheco.

 

Poeta y ensayista nacido en Ciudad de México en 1939. Ha sido docente universitario e investigador, además de reconocido traductor. Desde muy joven se le ha reconocido en el panorama cultural de su país, gracias a su dominio de las formas clásicas y la universalidad de su poesía. A lo largo de su vida se le han entregado muchos galardones, como el Premio Nacional de Literatura de su país, el Premio Nacional de Periodismo de México, el Premio Cervantes y el Premio Internacional Alfonso Reyes.

Más que un objetivo fijo, un recorrido extenso, un buen impulso. ¿Qué le importa a la flecha? ¿Qué le importa a quien la arrojó? “No importa que la flecha no alcance el blanco”, mejor que abra las infinitas posibilidades de clavarse en el vacío, de hacer un recorrido distinto, de sorprender(se) sin hacerle daño a nadie, sin capturar nada, expandiéndose hasta la infinita extensión de la nada. “Hay que ponerle pruebas al infinito, para ver si resiste”, como nos dice Juarroz, dejar que las saetas alcen el vuelo.

@SaetasdeLuis