580. A los críticos católicos

Poema #580.

A los críticos católicos.

 

A menudo un poeta se acusa y se calumnia,

exagera, por amor, su propio desamor,

exagera, para castigarse, su propia ingenuidad,

es puritano y tierno, duro y alejandrino.

Es incluso demasiado agudo en los análisis de los signos

de las herencias, de las supervivencias:

tiene también un pudor excesivo en concederles

algo a la razón y a la esperanza.

Pues bien, ¡ay de él! ¡No hay un instante

de vacilación: basta con mencionarlo!

 

Pier Paolo Pasolini.

Escritor y cineasta italiano, nacido en 1922. Empezó a escribir poemas a los siete años de edad y publicó por primera vez a los diecinueve. Se matriculó en la Universidad de Bolonia, para estudiar Filosofía y Letras, a los diecisiete años. Lo reclutaron durante la Segunda Guerra Mundial, y posteriormente se unió al partido comunista, del que fue expulsado dos años después a causa de su homosexualidad. Fue, además, reconocido guionista y director de cine. Fue asesinado el 02 de noviembre de 1975.

¿Qué es el poeta? Palabras que cobran su significado y otros, individuo colectivo que se articula dependiendo de la luz con la que se ve. ¿Cuánto puede ser cierto y cuánto falso? Es un tema recurrente de la teoría literaria, inagotable. Que corra el poema como un caudal propio, con sus palabras y su existencia, que cobre vida y se defienda solo, y que lo mismo sea capaz el poeta de hacer, acostumbrado a vaciarse para recibir lo que quiere transmitir, para ser lo que necesita ser, expresar.

@SaetasdeLuis

524. Solitario invencible

Poema #524.

Solitario invencible.

 

Resbalando

Como canasta de amarguras

Con mucho silencio y mucha luz

Dormido de hielos

Te vas y vuelves a ti mismo

Te ríes de tu propio sueño

Pero suspiras poemas temblorosos

Y te convences de alguna esperanza

 

La ausencia el hambre de callar

De no emitir más tantas hipótesis

De cerrar las heridas habladoras

Te da una ansia especial

Como de nieve y fuego

Quieres volver los ojos a la vida

Tragarte el universo entero

Esos campos de estrellas

Se te van de la mano después de la catástrofe

Cuando el perfume de los claveles

Gira en torno de su eje

 

Vicente Huidobro.

Nació en Santiago de Chile, en el año 1893, falleció en 1948. Poeta y narrador, publicó su primer libro de poemas antes de cumplir los 20 años, donde se podían notar los aires modernistas. Es considerado uno de los poetas vanguardistas más importantes de la primera mitad del siglo XX, y fue el fundador del creacionismo. Vivió en París, donde hizo grandes amistades con las personalidades vanguardistas que vivieron allí en esa época.

Algunos poemas son ventanas a nosotros mismos, revelaciónes no intencionales, claves oníricas, como ese sueño que nos ayuda a descubrirnos. El poeta va y vuelve, busca la esperanza de que sus poemas dejen de ser temblorosos, de volverse invencible con ellos. Y siente, a su vez, que se expanden más allá de él, como una explosión, como un movimiento estelar, y que giran allí y aquí. No habla ya del poema, lo hace florecer.

@SaetasdeLuis

509. En nosotros…

Poema #509

En nosotros
la plenitud
del relámpago

Ana María del Re

Poeta, traductora y profesora venezolana. Licenciada en Letras y en Francés Superior por la Universidad Central de Venezuela. Realizó una maestría en Literatura hispanoamericana en la Universidad Simón Bolívar, donde fue docente desde 1975 hasta el 2000. Realizó un doctorado en Literatura en La Universidad de La Sorbona (París).

En la noche más oscura, cuando la imagen insiste en esconderse, cuando ya no exista esperanza. Cuando estalle la tormenta, cuando la intemperie sea aún más inclemente y el laberinto se extienda en el horizonte, deseo: en nosotros la plenitud del relámpago…

@LauraAlessR

492. [Los poetas no convencen]

Poema #492.

 

Los poetas no convencen.

Tampoco vencen.

Su papel es otro, ajeno al poder: ser contraste.

 

Rafael Cadenas.

Poeta y ensayista venezolano. Nació en Barquisimeto, en 1930. Ganó el Premio Nacional de Literatura en 1985. Ha traducido a grandes poetas como: Lawrence, Nijinski, Whitman, Cavafy… Entre sus obras se pueden nombrar: “Los cuadernos del destierro” (1960), “Falsas maniobras” (1966), “Intemperie” (1977), “Amante” (1983). Estas tres líneas pertenecen a sus “Anotaciones”, un conjunto de textos breves que pueden -o no- llamarse poemas: dejamos ese juicio en sus manos.

Efectivamente, el juicio está en manos de cada quien. Más allá de convencer y vencer, el papel está claro: ser contraste. Ampliar las perspectivas, mostrar las posibilidades, (con)mover. Afuera está la vida, moviéndose, y nosotros esperamos para contrastar, para oponer, para complementar lo que sea necesario.

@SaetasdeLuis

491. Ando sucia…

Poema #491

Ando sucia
para el silencio.

Jacqueline Goldberg

Nacida en Maracaibo el 24 de noviembre de 1966. Es Licenciada en Letras, poetisa, narradora, ensayista, escritora testimonial, dramaturga, autora de literatura para niños y editora. Publicada anteriormente en Trazos de la memoria.

Lo intenté mucho tiempo, en ocasiones lo logré. Pero han pasado demasiados años. Es necesario romper esta cotidianidad que asfixia. Esto amerita un cambio, merece una oportunidad. A estas alturas “ando sucia para el silencio”.

@LauraAlessR

488. Mayo

Poema #488.

Mayo.

 

No se marchitan los besos

como los malinches,

ni me crecen vainas en los brazos;

siempre florezco

con esta lluvia interna,

como los patios verdes de mayo

y río porque amo el viento y las nubes

y el paso del los pájaros cantores,

aunque ande enredada en recuerdos,

cubierta de hiedra como las viejas paredes,

sigo creyendo en los susurros guardados,

la fuerza de los caballos salvajes,

el alado mensaje de las gaviotas.

Creo en las raíces innumerables de mi canto.

 

Gioconda Belli.

 

Nació en Managua, Nicaragua, en el año 1948. Una significativa parte de su obra posee un cargado tono erótico. Junto con Ernesto Cardenal y Claribel Alegría renovaron buena parte de la poesía en su país. Se opuso a la dictadura de Somoza, por lo que fue condenada a prisión, y la llevó a refugiarse políticamente en varios países, como México y Costa Rica. Ha publicado más de diez libros, principalmente de novela y de poesía.

Todavía falta un mes para ese mes. La primavera y los cambios de las estaciones son absolutamente perceptibles. Sentimos el tiempo pasar de otra manera en la presencia de las estaciones, en los distintos lugares del mundo. E igual que el tiempo pasa diferente, también nosotros lo hacemos. Florecer por siempre en el canto, en sus raíces innumerables y sus frutos sorprendidos. Llegará mayo, y seguirán las palabras, los meses y las estaciones brotando cantos.

@SaetasdeLuis

469. Límites

Poema #467

Límites

¿Quién dijo alguna vez: hasta aquí la sed,
hasta aquí el agua?

¿Quién dijo alguna vez: hasta aquí el aire,
hasta aquí el fuego?

¿Quién dijo alguna vez: hasta aquí el amor,
hasta aquí el odio?

¿Quién dijo alguna vez: hasta aquí el hombre,
hasta aquí no?

Sólo la esperanza tiene las rodillas nítidas.
Sangran.

Juan Gelman

Poeta y periodista argentino, nació en Buenos Aires en el año 1930. Se le han otorgado numerosos premios como el Cervantes (2007), y los iberoamericanos de poesía Ramón López Velarde (2003), Pablo Neruda (2005) y Reina Sofía (2005). Formó parte en su juventud del grupo “El pan duro”, con jóvenes militantes comunistas que creían en una poesía comprometida y popular. Salió de Argentina en 1976 durante la dictadura militar y vivió en el exilio en México, donde decidió fijar la residencia en forma definitiva.

Dejar de intentar, empezar a hacer (ser)…

 @LauraAlessR

387. Corceles de fuego

Poema #387

Corceles de fuego

¡Mi corazón
amo de naufragios
no sabe cómo sobrevivir a la esperanza!

María Clara González

Poeta colombiana nacida en Bogotá en 1952. Realizó estudios de Literatura en la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá. Nominada en el Programa Poesía de dos Continentes en 1991. Entre sus poemarios se encuentran: “Pulso Interno” 1990, “Corte en el Tiempo” 1993, “Pasajeros del Viento” 1996, “Blanca Travesía.

Fuera del elemento no se recurre a la esperanza, todo fluye. Con menos fuerza y posibilidades solo es propicia la entrega.

@LauraAlessR

366. Cerco

Poema #366.

Cerco.

 

Desempleado, sin un centavo en el bolsillo,

sin combates, sin nada que hacer,

digo, no tengo acceso a la alegría,

no tengo derecho al más pequeño de los saludos

y menos aún al amor.

 

Sólo la blasfemia me es dada, sólo la blasfemia

y las hambres más hondas me son dadas.

 

Pero sabedlo,

esto no va a durar toda la vida.

 

Vosotros devoradores de la canción,

que durante sombras seculares me habéis tenido

acorralado en este cerco de tristezas:

¡escuchadme bien!

es cierto que estoy hecho para grandes decepciones

y cierto también, preparado,

para inexorables alegrías que vendrán.

 

Tengo necesidad del mañana.

No me juzguéis cruel por mis actos.

 

Víctor Valera Mora.

Poeta venezolano, nació en Valera en 1935 y falleció en Caracas en 1984. Se graduó en sociología por la Universidad Central de Venezuela, en 1961. Durante la dictadura de Marcos Pérez Jiménez estuvo preso durante cinco años por motivos políticos. También fue miembro fundador de la Pandilla de Lautréamont. En 1969 reside en Mérida, donde trabaja por un tiempo en la Dirección de Cultura de la Universidad de los Andes. Este poema pertenece a su primer libro “Canción del soldado junto”, publicado en 1961.

Cargado de esperanza, con necesidad de futuro, busca abrirse paso más allá de su “cerco de tristeza”; para él, para el poeta joven que comienza a publicar, su canción es la canción de un soldado justo, pero también lo sabe: el tiempo lo juzgará por sus actos, por sus palabras y por su necesidad de mañana, como a todos.

@SaetasdeLuis

362. Más adentro

Poema #362.

Más adentro.

 

En la gran entrada a la ciudad

cuando el sol está bajo.

El tráfico se hace denso, repta.

Es un pesado dragón reluciente.

Soy una de las escamas del dragón.

De pronto está el sol rojo

frente al parabrisas

e inunda el carro.

¡Estoy iluminado

y una escritura se hace visible

dentro de mí,

palabras con tinta invisible

que aparecen

cuando el papel se acerca al fuego!

Sé que debo ir lejos,

atravesar la ciudad y luego

más allá, hasta que sea hora de ir

a caminar largamente por el bosque.

A seguir las huellas del tejón.

Se oscurece, se dificulta la visión.

Allí, en el musgo, hay piedras.

Una de esas piedras es valiosa.

Ella puede transformarlo todo,

puede hacer brillar la oscuridad.

Es un interruptor para todo el país.

Todo depende de ella.

Verla, tocarla…

 

Tomas Tranströmer.

Premio Nobel de Literatura 2011, porque “a través de sus imágenes condensadas y translúcidas nos permite el acceso a la realidad”. Psicólogo, escritor y traductor sueco, nacido en 1931. Su poesía se centra en lo cotidiano y lo natural, desarrollando lo que se ha considerado el lenguaje del siglo XX. Este poema pertenece a su libro “Senderos”, y la traducción al castellano, como las de los otros poemas que están ya en el blog, es de Roberto Mascaró.

Adentrarse en sí mismo, en la naturaleza. En ocasiones son senderos inesperados los que nos llevan a obtener revelaciones, sorpresas, iluminaciones. El dragón reluciente avanza con pesada lentitud, y el hombre atrapado en él cae en cuenta de su escritura secreta, de su búsqueda, de sí mismo.

@SaetasdeLuis