184. Fundaciones

Poema #184.

Fundaciones.

 

Construí en la arena

y eso se vino abajo,

construí en una roca

y se cayó.

Ahora cuando construya, comenzaré

por el humo de la chimenea.

 

Leopold Staff.

Nació en Lemberg (hoy en día Lviv, Ucrania) y falleció en 1957 en Polonia. Es considerado uno de los grandes poetas polacos del Modernismo Europeo, siendo inclusive nominado al premio Nobel de Literatura. Escritor representativo del clasicismo y del simbolismo en la poesía polaca. Su escritura, como la de la mayor parte de su generación, puede dividirse en la de la “Joven Polonia”, el período durante la guerra y el de la Polonia de posguerra.

Cuando todo cae, sea la arena o la roca, o cualquier otra superficie sobre la que buscamos construir algo, vamos dándonos cuenta de lo efímero que puede ser todo. Quizás, ya que es así, logremos la fundación si se comienza en algo efímero, inasible, pero relativamente constante: el humo de la chimenea, que no puede caer, ni desmoronarse, porque tampoco puede asirse. Y, quizás, desde allí pueda realizarse una construcción, a la inversa, yendo del cielo a la tierra.

@SaetasdeLuis

Anuncios

160. Escrito en la arena

Poema #160.

Escrito en la arena.

 

Única misión

dejar rastros…

Gustavo Pereira.

Poeta y ensayista venezolano, nacido en Margarita en 1940. Es fundador del Departamento de Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad de Oriente. Doctorado en la Universidad de París, ha recibido numerosos premios como el Nacional de Literatura en el año 2000, y el Víctor Valera Mora en en su pasada edición del 2011. Fue director de la Revista Nacional de Cultura desde 1999 hasta el año 2002. Autor de más de más de veinte libros, hemos publicado varios poemas suyos.

Quizás la hoja en blanco es igual de efímera, pero aún así escribimos con esa misión en mente: “dejar rastros”. La vida es tan cambiante como la arena, y todo lo que hacemos resonará por un instante -o no- antes de desdibujarse en una nueva ola, y dar paso a algo distinto. Buscamos la manera de dejar huella o rastros, de perdurar, pero probablemente actuaríamos distinto si estuviésemos conscientes de que todo lo que hacemos es como escribir en la arena, a pesar de nuestra “única misión”. Puede que por eso sea la pasión ciega de vivir así.

@SaetasdeLuis

100. Sereno

Poema #100.

Sereno.

Bosque de Courton, julio 1918.

 

Después de tanta

niebla

una

a una

se revelan

las estrellas

 

Respiro

el fresco

que me deja

el color del cielo

 

Me reconozco

imagen

pasajera

 

Presa en un giro

inmortal

 

Giuseppe Ungaretti.

 

Poeta italiano. Nació en Alejandría, Egipto (1888), y murió en Milán, Italia (1970). Considera importante no sólo el desarrollo de una nueva métrica y una sintaxis diferente, sino la búsqueda de un nuevo valor de la palabra, reduciéndola a sus elementos esenciales. Busca la palabra desnuda, precisa: recupera su sentido, preserva su pureza. Ya publicamos un poema de él anteriormente: Mañana.

En días como hoy, especialmente, hemos de reconocernos como imágenes pasajeras, no más que trazos de la memoria. Cuando nos damos cuenta de la vastedad del mundo, de los giros inmortales de los que somos una parte ínfima, sólo nos queda eso. El ciclo de los días se repite, la niebla continuará despejándose y revelando el cielo estrellado mucho después de que ya no estemos, como también lo hizo mucho antes. El color del cielo permanecerá, inmortal, mucho más allá de cualquier acción que realicemos. Efímeros en todo lo que hacemos, aunque nos parezca una hazaña inconmensurable, somos una imagen pasajera en un paisaje enorme, inmenso, que nos ilumina.

@SaetasdeLuis

Gracias.