567. Distancia justa

Poema #567

Distancia justa

En el amor, y en el boxeo
todo es cuestión de distancia
Si te acercas demasiado me excito
me asusto
me obnubilo              digo tonterías
me echo a temblar
pero si estás lejos
sufro entristezco
me desvelo
y escribo poemas.

Cristina Peri Rossi

Poeta uruguaya. Nació en Montevideo el 12 de noviembre de 1941. Además de poeta es narradora, traductora y ensayista uruguaya. Estudió literatura comparada. Ha efectuado traducciones principalmente de Clarice Lispector. Ha publicado varios libros, entre ellos: “Evohé” 1971, “Diáspora” 1976, “Lingüística general” 1979, “Babel bárbara” 1991, “Aquella noche” 1996, entre otros.

En el amor, y en el boxeo todo es cuestión de danza. Muy cerca nos pisamos, nos sofocamos. Si estamos muy separados, quedo sola y escribo poemas. El desequilibrio se justifica en el arte.

@LauraAlessR

474. [Proscrito está todo retorno]

Poema #474.

 

Proscrito está todo retorno

 

Nos signan

soles

implacables

 

Ana María del Re.

Poeta, traductora y profesora venezolana. Licenciada en Letras y en Francés Superior por la Universidad Central de Venezuela. Realizó una maestría en Literatura hispanoamericana en la Universidad Simón Bolívar, donde fue docente desde 1975 hasta el 2000. Realizó un doctorado en Literatura en La Universidad de La Sorbona (París).

Cada sol que transcurre ahonda en la cicatriz y el abismo. Cada vez más lejano, menos posible, el retorno está proscrito. Los griegos lo sabían bien, no hay nada que ocultar a la mirada de Helios.

@SaetasdeLuis

448. Lejos

Poema #448.

Lejos.

 

Lejos, lejos nací,

lejos de mi alma:

separada la vida

de la mirada.

 

Lejanía que fue

toda la patria,

como una cicatriz

que no cerrara.

 

No pude atravesar

la tarde rara:

lejos, lejos de mí,

no me abarcaba.

 

He visto, comprendiendo,

la mar morada,

el confín misterioso,

la doble playa.

 

Cintio Vitier.

Poeta, narrador, ensayista y crítico cubano. Nació en 1921 y falleció en el año 2009. Estuvo vinculado a la revista Orígenes junto a otros intelectuales cubanos como José Lezama Lima, Eliseo Diego y Fina García Marruz. Obtuvo el Premio Nacional de Literatura de su país en 1988, el Premio Juan Rulfo en el 2002, y la medalla de la Academia de Ciencias de Cuba, entre otras distinciones.

Sentir a la lejanía siempre cercana, sentirla como patria inalcanzable, confín misterioso. Comprender que es imposible de surcar, que hay una imagen doble en la otra orilla, también mirando hacia nosotros, que hemos estado en ambas costas. Que estamos en ambas costas. Miro lejos, hacia la cicatriz que no cierra.

@SaetasdeLuis

434. [Era una vieja costumbre]

Poema #434.

 

Era una vieja costumbre.

Casi todas las noches

me ponía a oír mis propios pensamientos.

Me iba ausentando de mí mismo

hacia otros lugares.

Veía entre las aguas del río

aquel cuerpo de ondina

que con sus movimientos mi vida atormentaba.

Oculto entre los matorrales

mis ojos se agigantaban

y un temblor descalabraba mis piernas.

Exhalaba palabras apagadas

tendido en el follaje.

Un escalofrío bajaba por mi columna vertebral.

Cerraba los ojos.

Los abría de nuevo y veía aquel cuerpo

alejándose cada vez más de mí

y perdiéndose en lo lejos

en las curvas de mundo.

Allí sólo lloraba.

Pero hoy la hora del destino

sin remisión ha llegado.

El azar acerca hasta mis manos

aquel cuerpo improbable

y deslumbrante de entonces,

dolorosamente me arranca del pasado

y me sobresalta ahora y en otras circunstancias

con su más temible realidad.

 

Francisco Pérez Perdomo.

Poeta y crítico literario nacido en Boconó, Venezuela, en el año 1930. Formó parte de los grupos Sardio y El techo de la ballena. Recibió, en 1980, el Premio Nacional de Literatura. Este poema pertenece a “Los ritos secretos”, libro de su madurez publicado en 1981 en el que se entrelazan hechos y ensueños, realidad y fantasía ensimismada.

Es mejor pensar en algunas situaciones como improbables más que como imposibles. Improbable es que un poema de 1981 tenga parecido con un antiguo poema de amor fulbe, que las situaciones se parezcan, que el tema lo podamos sentir igual de cotidiano y cercano. Es improbable que el azar acerque ciertas cosas hasta nuestras manos. Es improbable que un Papa renuncie, que un dictador ceda el poder o que ciertos ensueños se hagan realidad. Improbable, sí, mas no imposible.

@SaetadeLuis

420. Imagen

Poema #420.

Imagen.

 

Irás

de una tergiversación

a otra

 

en lenguas

 

(la costumbre

es tomar la medida

con este o aquel metro

y echar el fallo)

pero a ti,

entero,

sólo te conoce

el vacío.

 

Rafael Cadenas.

 

Nace en Barquisimeto en 1930. Obtiene el Premio Nacional de Literatura en 1985. Fue durante muchos años profesor de literatura de la Universidad Central de Venezuela. También ha escrito ensayos como Realidad y literatura y En torno al lenguaje. Durante el período 1987-88 disfrutó de una beca Guggenheim.

Una tergiversación tras otra, y esperas allí, en una utopía inalcanzable. Te tergiversamos y te mostramos a trozos (a trazos), rasgando la tela que cubre la imagen, buscando verla un poco mejor de una manera o de otra; intentando, procurando, reducir el abismo que nos separa. Lo sabes, eres inalcanzable, pero seguimos tratando.

@SaetasdeLuis

409. Somari del peregrino

Poema #409

Somari del peregrino

A Jesús Enrique Barrios

Tal vez la distancia
sea sólo hilo fingido
y alejarse
.                  buscar otra cuerda
.                                                         que no se hallará.

Gustavo Pereira

Poeta, ensayista y crítico literario venezolano. Nació en Margarita en 1940. Fue miembro del grupo “Símbolo”. Ha recibido diversos reconocimientos, entre ellos: el Premio Municipal de Poesía de Caracas (1988), el Premio de la XII Bienal Literaria José Antonio Ramos Sucre (1997) y el Premio Nacional de Literatura de Venezuela (2000). En 2008, el Festival Mundial de Poesía (5ªedición) fue dedicado a Gustavo Pereira. Ya tenemos varios poemas de él publicados en Trazos de la memoria.

Quizás andar sea solo una excusa para no enlazarse a nada y a nadie. Probablemente la disculpa de muchos poetas.
Quizás buscar sea solo una excusa para andar, para perderse. La promesa de no hallar nunca, quizás esa es la elección de los amantes.

@LauraAlessR

333. Dedicatoria

Poema #333

Dedicatoria

La literatura nos separó: todo lo que supe de ti
lo aprendí en los libros
y a lo que faltaba,
yo le puse palabras.

Cristina Peri Rossi

Poeta uruguaya. Nació en Montevideo el 12 de noviembre de 1941. Además de poeta es narradora, traductora y ensayista uruguaya. Estudió literatura comparada. Ha efectuado traducciones principalmente de Clarice Lispector. Ha publicado varios libros, entre ellos: “Evohé” 1971, “Diáspora” 1976, “Lingüística general” 1979, “Babel bárbara” 1991, “Aquella noche” 1996, entre otros. Su obra ha sido traducida a varios idiomas y galardonada con premios literarios, entre los que se encuentra el Premio Internacional de Poesía Rafael Alberti 2003 y el Premio Loewe 2008.

A lo próximo, lo cercano, le sobra cuerpo y tacto. En la distancia, abunda la palabra y la metáfora.

@LauraAlessR

300. La cogida y la muerte

Poema #300.

La cogida y la muerte.

 

A las cinco de la tarde.

Eran las cinco en punto de la tarde.

Un niño trajo la blanca sábana

a las cinco de la tarde.

Una espuerta de cal ya prevenida

a las cinco de la tarde.

Lo demás era muerte y sólo muerte

a las cinco de la tarde.

 

El viento se llevó los algodones

a las cinco de la tarde.

Y el óxido sembró cristal y níquel

a las cinco de la tarde.

Ya luchan la paloma y el leopardo

a las cinco de la tarde.

Y un muslo con un asta desolada

a las cinco de la tarde.

Comenzaron los sones de bordón

a las cinco de la tarde.

Las campanas de arsénico y el humo

a las cinco de la tarde.

En las esquinas grupos de silencio

a las cinco de la tarde.

¡Y el toro solo corazón arriba!

a las cinco de la tarde.

Cuando el sudor de nieve fue llegando

a las cinco de la tarde

cuando la plaza se cubrió de yodo

a las cinco de la tarde,

la muerte puso huevos en la herida

a las cinco de la tarde.

A las cinco de la tarde.

A las cinco en punto de la tarde.

 

Un ataúd con ruedas es la cama

a las cinco de la tarde.

Huesos y flautas suenan en su oído

a las cinco de la tarde.

El toro ya mugía por su frente

a las cinco de la tarde.

El cuarto se irisaba de agonía

a las cinco de la tarde.

A lo lejos ya viene la gangrena

a las cinco de la tarde.

Trompa de lirio por las verdes ingles

a las cinco de la tarde.

Las heridas quemaban como soles

a las cinco de la tarde,

y el gentío rompía las ventanas

a las cinco de la tarde.

A las cinco de la tarde.

¡Ay, qué terribles cinco de la tarde!

¡Eran las cinco en todos los relojes!

¡Eran las cinco en sombra de la tarde!

 

Federico García Lorca.

Importante miembro de la Generación del 27. Poeta, prosista y dramaturgo español, nacido en Granada en 1898 y ejecutado en 1936 tras la sublevación militar de la guerra civil española, por su afinidad con el Frente Popular y por ser abiertamente homosexual. Este poema es la primera elegía de su “Llanto por Ignacio Sánchez Mejías”, torero, escritor y miembro de la Generación del 27, quien murió de gangrena a causa de una cornada en la plaza de Manzanares.

La hora sombría en la que nos enteramos de la muerte de un ser querido, la hora que se repite en todos los relojes y en todos los tiempos, que nos resuena terrible y atronadora. ¡Qué terrible la hora incierta de la muerte! La noticia que viene, que nos llega, que nos lleva. Las cuatro elegías que componen el llanto articulan su dolor ante esta situación, ante una sangre que no quiere verse, ante un cuerpo presente, ante el alma ausente. Aceptamos la impotencia ante esto -no tenemos otra opción- pues todos morimos, como también se muere el mar

@SaetasdeLuis

Ve con el viento, ahora y en todas las horas.

293. Quizá la más querida

Poema #293

Quizá la más querida

Me diste la intemperie,
la leve sombra de tu mano
pasando por mi cara.
Me diste el frío, la distancia,
el amargo café de medianoche
entre mesas vacías.

Julio Cortázar

 

Nacido en Ixelle (Bruselas) en 1914 de padres argentinos, Julio Cortázar es una figura reconocida en el mundo de las letras. Destacan entre sus obras: “Rayuela”, “Historias de cronopios y de famas”, “Final del juego”, “62 Modelo para armar”, entre otros.  Lo nombran “maestro del relato corto” y es clasificado dentro del movimiento surrealista. Aunque  es conocido como intelectual argentino, se nacionalizó francés. Fallece en París, Francia, en 1984. Publicado anteriormente en Trazos de la memoria.

Sobre lo que damos. Lástima por aquel que aún piense que no hay nada nuevo bajo el sol. Porque, a veces, quien se aleja da más de los que los ojos pueden ver y las manos pueden tocar. No habrá vino esa noche, solo intemperie desde ese momento y quién sabe hasta cuando. Mucho por agradecer a la intemperie.

@LauraAlessR

257. Ulises a Telémaco

Poema #257

Ulises a Telémaco

Querido Telémaco,
……………………………..la Guerra de Troya
ha terminado. No recuerdo quién venció.
Los griegos, debe ser: los griegos, quién si no,
pueden dejar en tierra extraña tantos muertos…
De todos modos, el camino que me lleva al hogar
resulta que se alarga demasiado.
Como si Poseidón, mientras perdíamos el tiempo,
hubiera dilatado el espacio.
Ignoro dónde estoy y lo que veo ante mí.
Al parecer, una isla, sucia, arbustos,
casas, gruñir de cerdos, un jardín
abandonado, cierta reina, hierba y pedruscos…
Telémaco, querido, en verdad
todas las islas se parecen una a otra
cuando es tan largo el viaje: el cerebro ya
va perdiendo la cuenta de las olas,
el ojo, tiznado de tanto horizonte, echa a llorar,
la carne de las aguas obtura el oído.
No recuerdo ya cómo acabó la guerra,
ni cuántos años tienes hoy recuerdo.

Hazte hombre, Telémaco, y crece.
Sólo los dioses saben si hemos de encontrarnos.
Tampoco ahora ya no eres el chiquillo
ante el cual detuve aquellos toros.
Hoy, de no ser por Palamedes, estaría a tu lado.
Pero tal vez sea mejor así: pues sin mí
te has librado de los males de Edipo,
y en tus sueños, Telémaco, ignoras el pecado.

Joseph Brodsky

Poeta ruso nacido en San Petersburgo en 1940. De formación autodidacta. Fue influenciado por los poetas clásicos, los metafísicos ingleses y los poetas polacos modernos. En 1972 emprendió el camino al exilio, obteniendo la nacionalidad estadounidense en 1977. Sus “Poemas selectos”, que reúnen una importante colección de su poesía, se publicaron en versión inglesa en 1973, seguidos de “Partes de la oración” en 1980 e “Historia del siglo XX” en 1986. En 1987  fue galardonado con el Premio Nobel de Literatura. Muere en Nueva York el 28 de enero de 1996.

Al lugar del que partiste ya no regresarás. El tiempo lo cambia y a quienes dejaste no volverás a ver. Verás, quizás, lo que serán tus seres queridos, las variaciones que en ellos harán las lunas. Eso vale el viaje, eso es preciso entregarlo, dejar atrás lo que has amado. Y verás grandes paisajes, conocerás hermosas costas y agradecerás el viaje, aún así desde la distancia añorarás. Querido Ulises, has viajado demasiado encarnando infinitas posibilidades en la literatura. Eterno viajero después de tantos años, así como Telémaco, aprendemos de ti a través de historias.

@LauraAlessR