217. Pequeño ensalmo para vencer en la guerra

Poema #217

Pequeño ensalmo para vencer en la guerra

Para que no te hagas mi derrota te sueño
Para que a la altura de tus ojos se abran los míos te construyo
Para librar tu cuerpo a mis brazos te imanto
Para hacer de tu sexo libro de incorduras te despliego
Para apremiar la miel de tus pechos te lamo
Para deshacer tus dudas y recatos te organizo
Para que me ames como a nadie te desnudo
Para que me ames más allá de todo sentido te pertenezco
Para torcer el camino que otros nos señalan te descifro
Para sentirte en los días de ausencia suscito el
……………………………………………………olor de tu vientre
Para saber cómo duele el momento en que no piensas en mí te olvido

Porque eres mi victoria te sueño.

Gustavo Pereira

Poeta, ensayista y crítico literario venezolano.  Nació en Margarita en 1940. Fue miembro del grupo “Símbolo”. Ha recibido diversos  reconocimientos, entre ellos: el Premio Municipal de Poesía de Caracas (1988), el Premio de la XII Bienal Literaria José Antonio Ramos Sucre (1997) y el Premio Nacional de Literatura de Venezuela (2000). En 2008, el Festival Mundial de Poesía (5ªedición) fue dedicado a Gustavo Pereira. Ya tenemos varios poemas de él publicados en Trazos de la memoria.

El juego. El deseo y  el amor se arreglan en guerra. Una guerra por vencer, una guerra donde se ejercita el juego de contrarios. Donde un yo se vence en otro y viceversa. El contraste entre lo tangible y el sueño, entre el cuerpo y los infinitos pliegues del sujeto creado. Entonces, se posee una batalla y se libra un cuerpo.

@LauraAlessR

Anuncios

63. Destruye / la retórica del amante…

Poema #63

Destruye

la retórica del amante

y hazlo venir a pie, desnudo, sin arrimo,

a tu recio descampado.

Que pruebe a sostenerse ahí,

que sienta tu frío,

que vele.

Rafael Cadenas

Poeta y ensayista venezolano, nace en Barquisimeto, en 1930. Ganó el Premio Nacional de Literatura en 1985. Ha traducido a grandes poetas como: Lawrence, Nijinski, Whitman, Cavafy, entre otros. Entre sus obras se pueden nombrar: “Los cuadernos del destierro” (1960), “Falsas maniobras” (1966), “Intemperie” (1977), “Amante” (1983), “Dichos” (1992), “Gestiones” (1992), entre otros.

Tomado del poemario “Amante”.

Qué es el amante sin el argumento, sin su oratoria. El amante en su reducción absoluta: ser cuerpo. Desnudo y expuesto en plena intemperie, a prueba, ¿cuánto debe arder el amante? Tanto, quizás, hasta que sus llamas puedan ser vistas, hasta ser luz. Como dice Bachelard: “Arder arriba, siempre más arriba para estar seguro de dar luz”.

Amante, llama en la intemperie, llama que siente frío… procura arder siempre fuera del camino y que tu fuego sea alto. Amante, más para los ojos que para los oídos.  Llamas disimuladas que a los viajeros deslumbran desde su senda, ¿a cuántos no harás retrasar el viaje?

@LauraAlessR