423. Un año

Poema #423

Un año

Vuelvo a contarme aquí mi vida
otra tarde de otoño
viejo de treinta y tres vueltas al sol.
Vuelvo a replegarme en esta silla
palpando su inocencia de madera
ahora que el año hace su estruendo
y me sacude fuerte, de raíz.
En la terraza inicio otro descenso
al infierno, al invierno.
Sangran en mí las hojas de los árboles.

Eugenio Montejo

Poeta y ensayista venezolano. Nació en Caracas, el 19 de octubre de 1938. En 1998 le fue concedido el Premio Nacional de Literatura y en 2004 el Premio Internacional Octavio Paz de Poesía y Ensayo. Fue fundador de muchos proyectos importantes como las revistas “Poesía” y “Zona Tórrida” de la Universidad de Carabobo. Se han publicado varios de sus poemas anteriormente en Trazos de la memoria. Fallece en Valencia, el 5 de junio de 2008.

El transcurso de la vida y del tiempo. Así nos resume un momento, una vida, el poeta. Ahora, en la terraza, él inicia un nuevo descenso. Del viaje hacia lo insondable él nos trae la poesía, mientras los árboles nos dan cuenta de ello.

@LauraAlessR

Anuncios

334. Varados

Poema #334.

Varados.

 

Tras empinado ascenso,

hasta llegar más alto que las nubes

y más arriba aún,

Ícaro e Ícara se precipitan

más rápido de lo previsto,

pero aterrizan suavemente en las dunas,

donde -más empinado aún-

planean el siguiente vuelo.

 

Günter Grass.

Poeta, ensayista y novelista alemán nacido en Dánzig (actualmente Polonia) en el año 1927. Actualmente reside en Berlín y es una de las figuras más importantes de la literatura alemana contemporánea. Obtuvo, en el año 1999, el Premio Nobel de Literatura y el Premio Príncipe de Asturias. A los 17 años de edad perteneció a las Waffen-SS durante la Segunda Guerra Mundial, pero sólo por unos meses, y el escritor afirma que no lo hizo de manera voluntaria.

Otra versión del mito de Ícaro, quien en esta ocasión tiene una compañera en el vuelo, el descenso y la caída; y con quien, en esta ocasión, vuelve a procurar un siguiente vuelo. Como si la unión con esta Ícara le permitiera salvarse de la osada locura de desear el vuelo y le permitiera una y otra vez ascender y caer, aún conociendo la imposibilidad de cada esfuerzo, por la compañía con la que planea cada viaje. Un imposible que hace(n) posible.

@SaetasdeLuis

109. La flor ganada: Edelweiss

Poema #109

La flor ganada: Edelweiss 

Escalo montañas
soy una alpinista
en búsqueda de la prístina flor
………………Edelweiss

Mi ansia es un cielo alto
………………rocoso
………………pleno de dioses

Mi amor
mi amor
mi amor
……….es una utopía
………………-Edelweiss
………………la florecilla apasionada
………………entreverada entre las rocas

Cada paso de mis brazos y mis piernas
………………es un llamado
cada resbalón, una pérdida

………………Sudo
………………me acuerpo
………………miro hacia el vértigo
………………y trato de no mirar.
………………Asciendo, asciendo hacia la flor

Y cuando allí está
………………la arranco
………………y la guardo en mi bolsillo
………………como esperanza

………………Luego viene el descenso
………………¿quién se merece la flor?
………………¿Qué hombre la merece?

Hanni Ossot

Poeta venezolana nacida el 14 de febrero de 1946. Fue profesora de la Escuela de Letras de la Universidad Central de Venezuela.Recibió el Premio José Antonio Ramos Sucre y el Premio Conac de Poesía. Fallece el 31 de diciembre de 2002. Publicados anteriormente aquí: “La noche y la luz” y “Prevalece lo raro”.

Existe algo por lo que luchamos, por lo que escalamos y por lo que emprendemos una larga travesía. Y luego de obtenerlo, de lograrlo, preciso es entregarlo. Es una triunfo que, pronto, se hace necesario entender que no nos pertenece. Para quien conoce el valor, luego del descenso, se pregunta ¿Qué hombre la merece?. ¿Existe o ha existido un hombre que merezca conocer el secreto?

@LauraAlessR