574. La forma del mundo

Poema #574.

La forma del mundo.

 

Si tiene el mundo la forma del lenguaje

y el lenguaje la forma de la mente,

la mente son sus plenos y vacíos

no es nada o casi y no puede salvarnos.

 

Así habló Papirio. Ya era noche

y llovía. Pongámonos a salvo,

dijo, y avivó el paso no advirtiendo

que era suyo el lenguaje del delirio.

 

Eugenio Montale.

Periodista, crítico musical y poeta italiano. Nace en Génova en 1896 y muere en Milán en 1981. Interrumpió sus estudios secundarios para estudiar canto, sirvió como oficial de infantería durante la Primera Guerra Mundial, en 1939 sus manifestaciones antifascistas hicieron que lo suspendieran como director del Gabinete Vieusseux, que dirigió desde 1929. Obtuvo, entre otros reconocimientos, el Premio Nobel de Literatura en 1975.

Palabras que surgen del delirio, de lo inesperado, y que calan como una lluvia que permea la permanencia. La idea, el sueño, el delirio, esa imagen que surge de la inexistencia y que abre un universo, el poema, y todas sus maneras posibles.

@SaetasdeLuis

Anuncios

564. Un caballo de ojos azulverdosos

Poema #564.

Un caballo de ojos azulverdosos.

 

Lo que ves es lo que ves:

los manicomios raramente

se exhiben.

 

Que todavía paseemos y

nos rasquemos y encendamos

cigarrillos

 

es más milagroso

 

que bellezas bañándose

que las rosas y las mariposas.

 

Sentarse en una habitación pequeña

y beberse una lata de cerveza

y liar un cigarrillo

mientras se escucha a Brahms

en una pequeña radio roja

 

es haber regresado

con vida

de una docena de guerras

 

oír el ruido

de la nevera

 

mientras las bellezas bañándose

se pudren

 

y las naranjas y las manzanas

ruedan.

 

Charles Bukowski.

 

Nace en Alemania en 1920 y a los dos años es trasladado a Los Ángeles, Estados Unidos, donde fallecerá en 1994. Es considerado uno de los grandes exponentes del “realismo sucio” norteamericano, así como de la literatura independiente. Publicó más de cincuenta libros, entre novelas, poemarios, cuentos y demás. Logro (sobre)vivir de su escritura por buena parte de su vida.

Un guiño a esa gente que lee a Bukowski, que escucha sus consejos y ahonda en su realidad sucia”, que se deja asombrar por lo que ve en las líneas y entre ellas. En ocasiones, basta una pequeña habitación para hablar de guerras, del sueño americano, de quién somos y a dónde vamos, de todo y de nada. Lo que ves es lo que ves: la realidad, tu realidad.

@SaetasdeLuis

114. SOLO LA LIBERTAD

Poema #114.

SOLO LA LIBERTAD.

 

Ni la agilidad zurciendo venados en el resuello.

Ni la juventud a trancos de durazno y sonrosada andadura.

Ni la belleza en su nicho de aire implacable.

 

SOLO LA LIBERTAD.

SOLO LA LIBERTAD.

 

Ana Enriqueta Terán.

 

Poeta venezolana, nacida en Valera, el 4 de mayo de 1918. De una poética muy personal, con una visión mágica del universo cotidiano, incorpora no sólo un novedoso trabajo del verso, sino también la posibilidad de indagar lo real tomando como punto de partida la imagen como objeto alquímico. Comienza escribiendo sonetos y siguiendo las formas tradicionales, que va quebrando a lo largo de su obra. Este poema pertenece a su libro “Casa de hablas”, con poemas escritos entre 1975 y 1980. Monte Ávila realizó una compilación de su poesía en un libro titulado de la misma manera.

Tanto escribir, para ir dándonos cuenta a medida que transcurre el tiempo que es poco lo que queda en nosotros, que es muy probable que nos hayamos equivocado incontables veces; que nos queda poco de tanto delirio, de tanta alquimia y tanta escritura; que acumulamos errores y aciertos por igual en experiencias ya pasadas, y nada objetivas. Hay palabras a las que nos aferramos creyendo que nos liberan, esperanzados, buscando que ellas nos justifiquen más allá del tiempo. ¿Qué nos queda, después de todo? Cuando ya la agilidad, la juventud, la belleza se fueron… Algunos quizás aún tengamos el consuelo de la libertad, solo la libertad

@SaetasdeLuis