588. [Una querencia tengo por tu acento]

Poema #588.

 

Una querencia tengo por tu acento,

una apetencia por tu compañía

y una dolencia de melancolía

por la ausencia del aire de tu viento.

 

Paciencia necesita mi tormento

urgencia de tu garza galanía,

tu clemencia solar mi helado día,

tu asistencia la herida en que lo cuento.

 

¡Ay, querencia, dolencia y apetencia!:

tus sustanciales besos, mi sustento,

me faltan y me muero sobre mayo.

 

Quiero que vengas, flor, desde tu ausencia,

a serenar la sien del pensamiento

que desahoga en mí su eterno rayo.

 

Miguel Hernández.

Poeta y dramaturgo español, nació en Alicante en el año 1910 y falleció en 1942. Hijo de campesinos, guiado por su amigo Ramón Sijé se inició en la poesía desde los 20 años. Durante la guerra civil militó activamente en el bando republicano como Comisario de Cultura, siendo encarcelado y condenado a muerte al terminar el conflicto. Este poema pertenece a sus sonetos amorosos agrupados en “El rayo que no cesa” .

Un rayo de amor que no cesa, una querencia por el acento, por el viento y por el estímulo de cada sentido que espera al amor ausente. Paciencia para la urgencia que no cesa, y el ritmo del soneto que clama por quien no viene. Así es el amor, quien lo probó lo sabe.

@SaetasdeLuis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s