376. La palma

Poema #376.

La palma.

 

En la siesta cálida

ya ni sus abanicos

mueve la palma…

 

José Juan Tablada.

Diplomático, periodista y escritor mexicano, nació en 1871 y falleció en 1945 en la ciudad de Nueva York. Ocupó puestos diplomático en múltiples ciudades del mundo, entre ellas Japón, donde conoció y aprendió la técnica del haikú, que posteriormente introduce a la lengua castellana. Durante dos años que estuvo en París, entró en contacto con las vanguardias poéticas y compuso textos que llamó “poemas ideográficos”. Este poema pertenece a su libro “Un día… poemas sintéticos”, dedicado a Bashō y con una influencia clara del haikú japonés.

La breve precisión de catorce sílabas, para nuestro idioma fragmentadas en tres versos, que buscan transmitir una imagen del mundo a través de una pequeña rendija, abierta con un alfiler. Es poco lo que vemos en la imagen, pero es mucho lo que nos permite ver, si la miramos con atención y dejamos que las posibilidades se expandan.

@SaetasdeLuis

La palma - trazosdelamemoria

La palma, imagen que acompaña al poema de José Juan Tablada.

Anuncios

Un pensamiento en “376. La palma

  1. Pingback: 380. Heroísmo « Trazos de la memoria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s