357. Poema 739

Poema #357

Poema 739

Muchas veces pensé que la paz había llegado
cuando la paz estaba muy lejos-
como los náufragos- creen que ven la tierra-
en el centro del mar-

y luchan más débilmente -sólo para probar
tan desahuciadamente como yo-
cuántas ficticias costas-
antes del puerto hay-

Emily Dickinson

Poeta norteamericana nacida en Amherst, Massachusetts en 1830. Hija de prominentes figuras políticas e intelectuales, fue educada en un ambiente puritano y pasó gran parte de su vida recluida en una habitación de la casa de su padre en Amherst. Admiró a los poetas Robert y Elizabeth Barrett Browning, así como a John Keats. Aunque su producción poética fue muy amplia, sólo fue editada en 1890 después de su muerte, ocurrida en el año de 1886 en la ciudad de Amherst.

Cuántas costas ficticias antes de llegar… muchas retrasan el ritmo, hacen largo el regreso a tu isla. Ese pequeño pedazo de tierra que te ha dado todo desde la ausencia, es necesario siempre tenerla en mente, llegar a ella es tu destino. Para vivir es necesario perder el camino, para arder hay que naufragar…

@LauraAlessR

Anuncios

2 pensamientos en “357. Poema 739

  1. Muchas gracias por este sublime poema, que he retranscrito (en su versión original, inglesa) en mi twitter (link en nombre).

    Laura, tengo que confesarte que tras tus pequeños textos y comentarios, hay casi siempre un océano (muy callado). Las cuatro lineas que esbozas aqui arriba son prueba de ello : son hermosas, evocadoras (ese juego con el silencio, perpetuo) y… muy justas. “Qué es la belleza, sino la forma que acoge una verdad” – dice el poeta palestino Mahmoud Darwich. Te lo digo, bueno por que tocaba ya… jeje… pero también, porque suele ocurrir que lo que nos inspira un poema converse, dialogue, con ese otro comentario, venido de otra lectura, y éste con otro, y otro… En el juego azaroso de esos ecos, surge una harmonia, un reflejo musical, el propio (y secreto, e inasible) ser : la voz – de un poeta. Protégela, merece la pena, de verdad. Con Dios

    • Una belleza de comentario. Mi más humilde “gracias”. Me hace realmente feliz saber que puedes encontrar “la voz” en diálogo con los poemas… eso es lo que mueve este pequeño-gran proyecto. Un abrazo. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s