348. La tarde

Poema #348.

La tarde.

 

He bebido del chorro cándido de la fuente.

Traigo los labios frescos y la cara mojada.

Mi boca hoy tiene toda la estupenda dulzura

de una rosa jugosa, nueva y recién cortada.

 

El cielo ostenta una limpidez de diamante.

Estoy ebria de tarde, de viento y primavera.

¿No sientes en mis trenzas olor a trigo ondeante?

¿No me hallas hoy flexible como una enredadera?

 

Elástica de gozo como un gamo he corrido

por todos los ceñudos senderos de la sierra.

Y el galgo cazador que es mi guía, rendido,

se ha acostado a mis pies, largo a largo, en la tierra.

 

¡Ah, qué inmensa fatiga me derriba en la grama

Y abate en tus rodillas mi cabeza morena,

mientras que de una iglesia campesina y lejana

nos llega un lento y grave llamado de novena!

 

Juana de Ibarbourou.

 

Conocida popularmente como Juana de América. Nació en Melo, Uruguay, en 1892 y murió en Montevideo en 1979. Obtuvo el Premio Nacional de Literatura uruguayo en 1959. En 1950 fue designada para presidir la Sociedad Uruguaya de Escritores. Fue enterrada con honores de Ministro de Estado, siendo la primera mujer de su país en obtener tal distinción.

Delicada y ligera, sensualidad hecha palabra.

@SaetasdeLuis

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s