332. Ruiseñores de nuevo

Poema #332.

Ruiseñores de nuevo.

 

en el gran cielo de la poesía / mejor dicho /

en la tierra o mundo de la poesía que incluye cielos / astros / dioses / mortales /

está cantando el ruiseñor de keats / siempre /

pasa rimbaud empuñando sus 17 años como la llama de amor viva de san juan /

a la teresa se le dobla el dolor y su caballo triza

el polvo enamorado de francisco de quevedo y villegas /

el dulce garcilaso arde en los infiernos de john donne /

de césar vallejo caen caminos para que los pies de la poesía caminen /
pies que pisan callados como un burrito andino /

baudelaire baja un albatros de su reino celeste /

con el frac del albatros mallarmé va a la fiesta de la nada posible /

suena el violín de verlaine en la fiesta de la nada posible / recuerda

 

que la sangre es posible en medio de la nada /

que girondo liublimará perrinunca lamora / y

girarán los barquitos de tuñón

contra el metal de espanto que obusó a apollinaire /

 

oh lou que desamaste la eternidad de viaje /

el palacio de exceso donde entró la sabiduría de blake /

el paco urondo que forraba en lamé la felicidad

para evitarle fríos de la época /

 

roque dalton que trepaba por el palo mayor de su alma y gritaba “Revolución”

y veía la Revolución y la Revolución era la sola tierra firme que veía /

y javier heraud que fue a parar tiernísimo a la selva /

y abrió la selva de la boca con su torrente claro /

 

y el padre darío que a los yanquis dijo no /

como sandino dijo no /

y el frente amplio de la poesía y de la guerra les volvió a decir no /

y nicaragua brilla en su ejercicio de amar /

 

martí yendo viniendo por el aire con los muertos queridos

que vio volar como una rosa blanca /

¿no ves a mis compañeros volar por el aire ochenta años después? /

¿estás despierto para que sigamos diciendo no? /

 

¿los muertos se ponen pálidos como magdalena cuando amasaba

sus panes con más lágrimas que harina? / ¿hasta que venga el día? /

¿día en que toda américa latina subirá lentamente? /

¿amorosamente? / ¿navegando como hacen mis planetas del sur? /

 

ahora canta el ruiseñor del griego al fondo de los siglos /

pasa walt whitman con el ruiseñor al hombro cantando en paumanok /

pasa el comandante guevara a hombros del ruiseñor /

pasa el ruiseñor que se alejó de la vida callado como un burrito andino

 

en representación de los que caen por la vida /

pasa la luna de rosados dedos /

pasa safo abrigando al ruiseñor

que canta / canta / canta /

 

Juan Gelman.

Poeta y periodista argentino. Nació en Buenos Aires en 1930 y ha ganado múltiples premios literarios como el Cervantes, en el año 2007 y el Premio Juan Rulfo en el año 2000. Su obra poética es extensa y variada, pero siempre conectada con su vida política y social; desde sus orígenes con el grupo “El pan duro”, que profesaba la idea de que la poesía debía ser un bien de primera necesidad y debía estar vinculada con la actividad política, pasando por una escritura con humor y mucha libertad en el lenguaje, textos sobre el exilio y la dictadura, hasta su poemario del 2011, “Mundar”, en el que continúa con la esperanza de un futuro distinto, política, social y culturalmente.

En el poema plasma una serie de filiaciones, textos clásicos e importantes de conocer para quienes se adentran en la poesía. Algunas de esas referencias ya se pueden encontrar en el blog (como la llama de amor viva o el polvo enamorado, entre otros), y otras seguramente irán apareciendo (aprovecho para invitarlos a colaborar, si lo desean). Además de reconocer algunos de los textos literarios significativos para él, se conecta con aquello que también es importante en su obra: lo político, a través de Roque Dalton. Su uso de las mayúsculas -sólo en la palabra revolución- también nos da una clave sobre lo que quiere resaltar y nos quiere transmitir, sobre lo que cree y es importante para él. Su enumeración habla, pues, de esos poemas que van dejando huella y que se conectan en (y con) nuestra voz de manera sutil -o marcada-, esa influencia que nos enlaza y nos vincula.

@SaetasdeLuis

Anuncios

Un pensamiento en “332. Ruiseñores de nuevo

  1. Es interesante leer a Juan Gelman, sus lecturas las siento como muy personales, como si hablara para sí mismo. O algo parecido, acompañado de preguntas poéticas y, por lo menos para mí, de una gran reflexión existencial, más que nada cálido. Preguntas que salen de nosotros en una tarde tranquila.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s