243. Revelación

Poema #243

Revelación

Lo supe de repente:
hay otro.
Y desde entonces duermo solo a medias
y ya casi no como.

No es posible vivir
con ese rostro
que es el mío verdadero
y que aún no conozco.

Rosario Castellanos

Poeta, novelista y promotora cultural mexicana. Nació en la Ciudad de México el 25 de mayo de 1925. Estudió Filosofía y Letras. Dedicó una extensa parte de su obra y de sus energías a la defensa de los derechos de las mujeres, labor por la que es recordada como uno de los símbolos del feminismo latinoamericano. Falleció en Tel Aviv, el 7 de agosto de 1974. Publicada anteriormente en Trazos de la memoria.

Saberse. Personas que son un vasto océano, profundas, diversas e incontables. Su reflejo en el espejo no bastaría para describirlas. A veces esas personas se descubren, un día cualquiera, reconocen las posibilidades infinitas de su ser y temen. Recuerdo las fosas oceánicas, esos lugares misteriosos, donde posiblemente reposen incontables maravillas aún no descubiertas. El mundo, la naturaleza, tiene sus secretos. La naturaleza del hombre, su instinto, su cuerpo, su mente, guarda también lugares profundos.  Podríamos vivir siempre lejos de las fosas oceánicas, pero qué tan lejos se puede vivir de uno mismo.

@LauraAlessR

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s