244. El albatros

Poema #244.

El albatros.

 

Como un juego, a menudo en los barcos he visto

cómo cazan albatros, grandes aves marinas

que son como indolentes compañeros de viaje

tras el barco que surca los abismos amargos.

 

Una vez han caído en cubierta, esos reyes

del espacio azulado son torpones y tímidos,

y sus alas tan blancas y tan grandes son como

blandos remos que arrastran lastimosos por tierra.

 

¡Pobre alado viajero, desmañado e inerte!

¡Él que fue tan hermoso ahora es feo y risible!

Uno acerca a su pico la encendida cachimba,

otro imita cojeando al lisiado con alas.

 

El Poeta es un príncipe, gran señor de las nubes,

cuya casa es el viento, que no teme al arquero;

desterrado en el suelo, entre el vil griterío,

sus dos alas gigantes no le dejan andar.

 

Charles Baudelaire.

 

Fue un poeta, crítico de arte y traductor francés (1821-1867). María Zambrano dice de Baudelaire que “es el padre, al par que redentor, de la poesía. Y la ha redimido por aquello que parecía faltarle: la conciencia.” Fue llamado “poeta maldito” debido a su vida de bohemia y excesos, y fue un importante exponente del simbolismo francés. Este poema pertenece a sus “Flores del mal”. La poesía de Baudelaire resulta sumamente importante para ver la transición que llevó al poeta a perder su aureola y su altar.

El poeta iba con dignidad por los cielos, como “gran señor de las nubes”, hecho para volar e imponerse en el viento, donde resultaba majestuoso; sin embargo, haber caído a tierra le resulta humillante y entorpecedor, pues no está hecho para eso. Incomprendido y lastimero camina por la tierra con dos alas gigantes que apenas le dejan andar, torpemente. El poeta tiene, pues, que aprender a caminar con ellas o volver al cielo, o quitarse eso que lo llena de torpeza en el mundo por el que anda, sean alas o aureola o dignidad falsa e innecesaria. Inadaptado, el poeta hace lo que puede.

@SaetasdeLuis

Trazos de la memoria

“…y sus alas tan blancas y tan grandes son como/ blandos remos que arrastran lastimosos por tierra.”

 

Anuncios

243. Revelación

Poema #243

Revelación

Lo supe de repente:
hay otro.
Y desde entonces duermo solo a medias
y ya casi no como.

No es posible vivir
con ese rostro
que es el mío verdadero
y que aún no conozco.

Rosario Castellanos

Poeta, novelista y promotora cultural mexicana. Nació en la Ciudad de México el 25 de mayo de 1925. Estudió Filosofía y Letras. Dedicó una extensa parte de su obra y de sus energías a la defensa de los derechos de las mujeres, labor por la que es recordada como uno de los símbolos del feminismo latinoamericano. Falleció en Tel Aviv, el 7 de agosto de 1974. Publicada anteriormente en Trazos de la memoria.

Saberse. Personas que son un vasto océano, profundas, diversas e incontables. Su reflejo en el espejo no bastaría para describirlas. A veces esas personas se descubren, un día cualquiera, reconocen las posibilidades infinitas de su ser y temen. Recuerdo las fosas oceánicas, esos lugares misteriosos, donde posiblemente reposen incontables maravillas aún no descubiertas. El mundo, la naturaleza, tiene sus secretos. La naturaleza del hombre, su instinto, su cuerpo, su mente, guarda también lugares profundos.  Podríamos vivir siempre lejos de las fosas oceánicas, pero qué tan lejos se puede vivir de uno mismo.

@LauraAlessR

242. A solas con todo el mundo

Poema #242.

A solas con todo el mundo.

 

La carne cubre el hueso

y dentro le ponen

un cerebro y

a veces un alma

y las mujeres arrojan

jarrones contra las paredes

y los hombres beben demasiado

y nadie encuentra al otro

pero siguen

buscando

de cama

en cama,

la carne cubre

el hueso y la

carne busca algo más que carne.

 

No hay ninguna posibilidad:

estamos todos atrapados

por un destino

singular.

 

Nadie encuentra jamás al otro.

 

Los tugurios se llenan

los vertederos se llenan

los manicomios se llenan

las tumbas se llenan

 

nada más

se llena.

 

Charles Bukowski.

Escritor y poeta estadounidense, aunque nacido en Alemania en el año 1920. Falleció en Los Ángeles en 1994. Escribió más de cincuenta libros y ha sido erróneamente asociado con los escritores de la Generación Beat por similitudes de estilo y actitud; es símbolo del “realismo sucio” (dirty realism), un movimiento literario que surge en los 70 en Estados Unidos y mezcla la sobriedad y precisión realistas con la vulgaridad y la decadencia, buscando reducir la narración a sus elementos fundamentales.

¿Será cierto esto que dice Bukowski? La decadencia puede ser vista en muchos lugares, en muchas sociedades. Aquí es nuestra percepción la que impera: puede que los museos se llenen, también, y los teatros, y las escuelas (o que queramos creer esto), pero es indudable que los lugares que el poeta menciona reciben más personas, que muchas de ellas sólo reaccionan ante estímulos y palabras básicas. ¿“Nadie encuentra jamás a otro”? Eso nos haría vagar por la existencia a solas con todo el mundo, a solas a pesar de estar rodeados de gente, siempre aislados, inconexos. En ocasiones, podemos usar el amor como un puente, pero ése no es el tema de Bukowski. La realidad puede ser cruda, sucia, desesperada, y con eso nos golpea en su poesía.

@SaetasdeLuis

241. Secretos en el camino

Poema #241

Secretos en el camino

La luz del día dio en el rostro de uno que dormía.

Su sueño fue avivado

pero no despertó.

.

La oscuridad dio en el rostro de uno que caminaba

entre los otros impacientes, fuertes

rayos del sol.

.

De pronto oscureció como a causa de un aguacero.

Yo estaba en una habitación que contenía todos los instantes:

un museo de mariposas.

.

Y sin embargo el sol, tan fuerte como antes.

Pintaban sus pinceles impacientes el mundo.

Tomas Tranströmer

Poeta sueco nacido en Estocolmo, el 15 de abril de 1931. Es psicólogo, poeta y traductor. Su obra ha sido traducida en más de 50 lenguas. Entre sus poemarios podemos nombrar: El cielo a medio hacer (1962), La barrera de la verdad (1978), La plaza salvaje (1983), entre otros. Ha sido galardonado con numerosos premios, entre los cuales destaca el Premio Nobel de Literatura 2011. Se dice que su poesía toma como temas importantes la cotidianidad y lo natural. Ya tenemos varios poemas de él publicados en Trazos de la memoria.

A lo largo del camino. El viajero, el eterno caminante, poco a poco aprende a ver. Ver detenidamente lo que sucede en el mundo, los cambios de la naturaleza, el transcurso de la vida en la cara de los hombres. Así, experimenta la luz y la oscuridad, los demás caminantes y el sueño. El viajero lee el lenguaje de la lluvia y vive el momento que lo contiene todo: “un museo de mariposas”. Luego el mundo avanza, pero el caminante experto ya, sabe vivir la percepción de un segundo que conserva en imagen todo un viaje. Todo el recorrido en una habitación.

@LauraAlessR

240. Los perros románticos

Poema #240.

Los perros románticos.

 

En aquel tiempo yo tenía 20 años

y estaba loco.

Había perdido un país

pero había ganado un sueño.

Y si tenía ese sueño

lo demás no importaba.

Ni trabajar, ni rezar,

ni estudiar en la madrugada

junto a los perros románticos.

Y el sueño vivía en el vacío de mi espíritu.

Una habitación de madera,

en penumbras,

en uno de los pulmones del trópico.

Y a veces me volvía dentro de mí

y visitaba el sueño: estatua eternizada

en pensamientos líquidos,

un gusano blanco retorciéndose

en el amor.

Un amor desbocado.

Un sueño dentro de otro sueño.

Y la pesadilla me decía: crecerás.

Dejarás atrás las imágenes del dolor y del laberinto

y olvidarás.

Pero en aquel tiempo crecer hubiera sido un crimen.

Estoy aquí, dije, con los perros románticos

y aquí me voy a quedar.

 

Roberto Bolaño.

 

Roberto Bolaño, novelista y poeta, nació en Chile en 1953, emigró a Mexico con su familia en 1968 y volvió a Chile en 1973 para apoyar el régimen de Salvador Allende, siendo arrestado luego del golpe de estado de Augusto Pinochet. Además de Chile y México, vivió en El Salvador, Francia y Barcelona, donde murió en 2003. Autor de “Los perros románticos” (poesía) y de las novelas “Los detectives salvajes” y “2666”, esta última publicada luego de su muerte. Es considerado uno de los escritores contemporáneos más importantes de Latinoamérica.

Temas recurrentes en la obra de Bolaño son la situación política de Chile en 1973 y, uno más personal: los sueños, el impresionante mundo de los sueños; ambos encontrados en este poema. Bolaño hurga en su mente para plasmar en estas líneas recuerdos, añoranzas, sueños y pesadillas. Ahogados en una sensación de perdición y locura recorremos el mundo tratando de ver algo valioso en él, muchas veces sin tener éxito, pero en el fondo sabemos que vale la pena quedarse y esperar, esperar junto a los perros románticos el gran momento que está por llegar.

@jorgejromero_

(contribución)

239. Buscadores

Poema #239

Buscadores

Oh, buscadores, cuando dejen de buscar

percibirán que nada había que buscar.

.

Sólo buscaban perder algo,

no encontrar algo,

cuando salieron tan vigorosamente en búsqueda.

D.H. Lawrence

Escritor inglés nacido el 11 de septiembre de 1885. Entre su obra se encuentran novelas, cuentos, ensayos, obras de teatro, entre otros.  Su novela más conocida fue: “El amante de Lady Chatterley”  de 1928.  Fallece a causa de la tuberculosis el 2 de marzo de 1930 en Francia, a los 44 años de edad. Ya publicado anteriormente en Trazos de la memoria.

Ellos (nosotros) ansiosos salen, emigran. Algunos buscan respuestas, otros batallas y unos cuantos solo encuentros. Viajero, tu misión es recorrer. Disfrutar de todo lo que la travesía te ofrece: “Pide que el camino sea largo. / Que muchas sean las mañanas de verano/ en que llegues -¡con qué placer y alegría!-/ a puertos nunca vistos antes.” Deberás dejar algo de ti en cada parada, para que te enriquezcas con la entrega. Seguramente, cuando encuentres lo que buscas deberás dejarlo. Lo que buscabas no es más que un nuevo principio.  Así, sabrás que un nuevo viaje te espera.

@LauraAlessR

238. El alba

Poema #238.

El alba.

 

El alba

nada más que una aurora

para la aparición de esas dunas

mal estibadas que una retina vaga

hace avanzar a mi pesar

espacio de vuelo de las ultimas parábolas

esbozado en las fiebres de los soles estrechados

 

es surge de entre los ensueños que me conmueven aquí

el follaje y su escrito

en adorno que se extenúa

retención de pájaros

sobre los muros del delirio

regiones muertas de otroras periferias

 

nada más que una aurora

extensión de mi mismo al azar de las nubes

en el paroxismo de la noche negada

acoge incluso aquella en que me libero

mis pálidas falanges para medir mi huella

han capturado los lugares que de día

el cuerpo alucina

 

Mostafa Nissabouri.

traducido del francés por Fayçal A. Bentahar

 

Mostafa Nissabouri, nacido en 1943, en Casablanca (Marruecos), es uno de los autores más representativos de la poesía marroquí en lengua francesa. Sus libros de poesía, que pasan por ser autenticas visiones del verbo en su exploración del espacio y los tiempos concentrados que permite, lindan entre la reflexión filosófica y el éxtasis espiritual, en ese purgatorio intermedio en el que el dolor y el sufrimiento maduran su reconversión en plenitud mientras atraviesan el espacio abierto y enigmático de lo real. Ha publicado Plus haute mémoire (Memoria más elevada), en 1968, La Mille et Deuxième Nuit (La Mil y Segunda noche), en 1975. En 1999 aparece el libro Approche du désertique / Aube (Aproximación de lo desértico / Alba), del cual ha sido extraido este poema. No había sido traducido al español, por lo cual este poema es inédito en esta lengua. Una traducción de la obra integral de este poeta está en curso por el autor de estas líneas.

Cabe apuntar que Marruecos, debido a su historia, tanto ancestral como reciente, ha sido espacio de confluencia de cuatro culturas: la occidental: la más reciente, de la mano de Francia y España, a través del colonialismo que cubrió parte del proceso de modernización y de laicización de las estructuras políticas del país; la arabo-musulmana: venida del Oriente Medio, y que ha legado un importante bagaje cultural y espiritual; la bereber: autóctona e históricamente la que más ha perdurado e influenciado la población, y cuyas raíces se pierden en tiempos del Imperio romano; y finalmente, en proporción reducida aunque no menos significativa, la judía: también autóctona y/o venida, a su vez, del Este. No es, pues, extraño que los poetas marroquíes escriban en distintas lenguas, lo que denota la riqueza cultural del país, encrucijada de culturas.

Los escritos de Nissabouri han sido publicados principalmente por las revistas Souffles e Integral, dos revistas que contribuyeron a crear un espacio cultural propicio al renovamiento de la literatura del Marruecos contemporáneo. La primera, fundada en 1966 por los poetas francófonos Mostafa Nissabouri y Abdellatif Laâbi, Souffles fue una revista cultural y literaria que desde sus inicios tuvo una clara vocación política y que en los últimos años de su existencia llegó a convertirse en uno de los principales medios de expresión de dos organizaciones –Ilal Aman y 23 Mars– ligadas al emergente movimiento marxista-leninista marroquí de la época, que desempeñaron un importante papel en las artes plásticas. Si bien surgió con la intención de renovar la literatura marroquí, desde un principio se interesó por otras manifestaciones artísticas como la pintura, el teatro o el cine.

El objetivo fundamental de Souffles era contribuir a modernizar la cultura y la identidad nacional marroquí. Sus fundadores fueron jóvenes intelectuales procedentes, en la mayor parte de los casos, de familias acomodadas que habían sido educados para dirigir el nuevo Marruecos. Estos jóvenes consideraban que la conservación, difusión y promoción del arte y la cultura era un elemento fundamental en el proyecto de construcción del Marruecos moderno. Un proyecto que no podía basarse sólo en el arabismo (pues eso suponía ignorar el legado tanto de la cultura bereber como judía) y que debía servir para que el pueblo marroquí se liberara de una vez por todas de la herencia colonial que había empobrecido enormemente la riqueza y pluralidad cultural y patrimonial de este país norteafricano. A juicio de los responsables de Souffles había que reformar integralmente la enseñanza artística y literaria (que contribuía a reforzar la visión colonialista, marginando, por ejemplo, el arte caligráfico árabe en beneficio de la escultura y la pintura de carácter figurativo) y poner en marcha políticas públicas que ayudaran a combatir el proceso de aculturación que estaba sufriendo la sociedad marroquí.

Hoy, pese a que los desafíos son numerosos y arduos, cabe la esperanza, la lucha y un horizonte. Cabe, pues, imaginar el alba.

@enbleuadorable

(contribución)