156. El jardín de las delicias

Poema #156.

El jardín de las delicias.

 

El alfabeto árabe consta de 28 letras

catorce lunares

y

catorce solares

Mis deseos lunares

se articulan fonéticamente

en tu garganta

y tus labios y dientes tuyos

Mi corazón solar

con un movimiento de la lengua

da tumbos frenéticos

en los bosques y las oquedades de tu cuerpo

de puro amor loco

de puro amor loco

Víctor Valera Mora.

Poeta y sociólogo venezolano, nacido en 1935 en Valera. Conocido como “el Chino” Valera Mora. Fue miembro fundador de la llamada Pandilla de Lautréamont. Fue preso político de Marcos Pérez Jiménez entre los años 1953 y 1958. Fue Premio CONAC de Poesía en 1980. Falleció en 1984, en Caracas. Su poesía se mueve entre los textos altamente contestatarios, políticos y los amorosos. Éste, por supuesto, pertenece a los segundos.

El contraste entre las lunas y los soles, la noche y el día, y su cierto equilibrio en el encuentro. Las delicias, y los deseos, pero no es algo utópico: de aquella abstracción alfabética, se articulan los deseos hasta llegar a los movimientos de la lengua dando tumbos frenéticos en “los bosques y las oquedades” de la amada. El encuentro se hace cuerpo y, a la vez, continúa siendo palabra en esas 28 letras, lunares y solares, que articulan el deseo. Todo un jardín de las delicias, como ese extraordinario tríptico lleno de imágenes que van de extremo a extremo.

@SaetasdeLuis

 

Jardín de las Delicias - Hieronymus Bosch

El jardín de las delicias – Hieronymus Bosch (El Bosco)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s