150. Objetos perdidos

Poema #150.

Objetos perdidos.

 

Por veredas de sueño y habitaciones sordas

tus rendidos veranos me acechan con sus cantos.

Una cifra vigilante y sigilosa

va por los arrabales llamándome y llamándome,

 

pero qué falta, dime, en la tarjeta diminuta

donde están tu nombre, tu calle y tu desvelo,

si la cifra se mezcla con las letras del sueño,

si solamente estás donde ya no te busco.

 

Julio Cortázar.

Nace en Ixelle (Bruselas) en 1914 y reside en Buenos Aires desde los cuatro años. Gracias a una beca del gobierno francés, se instaló en París en 1951, donde fallecerá en el año 1984. Aunque  es conocido como intelectual argentino, se nacionalizó francés. Tuvo una prolífica obra literaria, en la que destacan sus cuentos, sus poemas y su novela “Rayuela”. Se le suele incluir dentro del movimiento surrealista. Hemos publicado anteriormente tres poemas suyos en el blog.

En el ensueño y en la memoria perdemos, en ocasiones, objetos que valoramos enormemente, que desearíamos tener siempre presentes y a la mano, pero la memoria puede ser caprichosa, y el sueño se encarga de mostrarnos nuestra vida de forma diferente a la que podríamos controlar de forma racional. Así, se pierde un objeto importante para nosotros, y vagamos buscando a esa persona que sólo está donde ya no buscamos, que nos llama y nos llama pero no podemos encontrar. ¿A dónde van a parar los objetos perdidos en nuestros sueños?

@SaetasdeLuis

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s