140. Cálculo elegíaco

Poema #140.

Cálculo elegíaco.

 

Cuántos de los que he conocido

(si de verdad los he conocido)

hombres, mujeres

(si esta división sigue vigente)

han atravesado este umbral

(si esto es un umbral)

han cruzado este puente

(si se puede llamar puente).

 

Cuántos después de una vida más corta o más larga

(si para ellos en eso sigue habiendo alguna diferencia)

buena porque ha empezado

mala porque ha acabado

(si no prefirieran decirlo al revés)

se han encontrado en la otra orilla

(si se han encontrado

y si la otra orilla existe).

 

No me es dado saber

cuál fue su destino

(ni siquiera si se trata de un solo destino,

y si es todavía destino).

 

Todo

(si con esta palabra no lo delimito)

ha terminado para ellos

(si no lo tienen por delante).

 

Cuántos han saltado del tiempo en marcha

y se pierden a lo lejos con una nostalgia cada vez mayor

(si merece la pena creer en perspectivas).

 

Cuántos

(si la pregunta tiene algún sentido,

si se puede llegar a la suma final

antes de que el que cuenta se cuente a sí mismo)

han caído en el más profundo de los sueños

(si no hay otro más profundo).

 

Hasta la vista.

Hasta mañana.

Hasta la próxima.

Ya no quieren

(si es que no quieren) repetirlo.

Condenados a un interminable

(si no es otro) silencio.

Ocupados sólo con aquello

(si es sólo con aquello)

a lo que los obliga la ausencia.

 

Wislawa Szymborska.

Poeta, ensayista y traductora polaca, nacida en 1923 y fallecida este año que corre. Obtuvo el Premio Nobel de Literatura en 1996 y recibió muchos otros premios significativos que reconocen su habilidad y minucioso trabajo de la poesía, con una obra poética que no es extensa pero sí muy consistente. En nuestros archivos se pueden conseguir varios de sus poemas.

El uso constante de los paréntesis en este poema le da otro tono y otro ritmo al mismo. Obliga a detenerse ante cada afirmación, hasta las más mínimas, como un simple “Todo” y cuestionarlas, y verlas desde otra perspectiva, e insertar la duda ante la verdad que puede contener cada verso. Es un cálculo que busca ser preciso, pero que para eso ha de recalibrarse muchas veces, ha de preguntarse cómo son las cosas, en especial porque el tema del que habla es todo incertidumbre (si es que hay algo) para quienes aún estamos del lado de la vida (si se puede decir tal cosa), y resulta inexpresable para quienes no (si aún se puede hablar de expresión). Sería, pues, un atrevimiento afirmar, sin todas esas dudas que pueblan el poema, un cálculo elegíaco. Son necesarios esos constantes paréntesis, esas notas a cada verso que afirma, esa incertidumbre que siempre tenemos ante el umbral (si es un umbral), ante el puente (si se puede llamar puente). Una elegía llena de dudas por aquellos que se van (si queremos creer eso) y son forzados a volverse ausencia y silencio (para nosotros).

@SaetasdeLuis

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s