124. Cuando se dice la palabra amigo

Poema #124.

Cuando se dice la palabra amigo.

 

Cuando se dice la palabra amigo se dice sólo lo indispensable

Vale decir

Hermano

Compañero

Familia

La vida que soñamos

El mar

Cotidianos sabores

Una cerveza bajo el limpio cielo

El olor a escafandra de cierto muelle

Una calle sola por donde desandamos nuestros huesos

Vale decir también

Agua cálida

El sol (que no es el mismo de otras partes)

Alguien en quien se piensa especialmente

Un hogar un rincón

No se dice Desprecio

Tampoco Humillación

Ni adiós

Ni escupitajo

Cuando se dice amigo se dice Certidumbre

Se dice Ternura

Se dice Costa Blanca y Común

Como Un Pan

Y se tiene una lámpara encendida en los ojos

Y un resplandor adentro

Gustavo Pereira.

Poeta, ensayista y crítico literario venezolano nacido en Margarita en 1940. Doctorado en la Universidad de París y fundador del Departamento de Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad de Oriente. Ha recibido diversos reconocimientos como el Premio de la XII Bienal Literaria José Antonio Ramos Sucre (1997) y el Premio Nacional de Literatura (2000). En 2008, el Festival Mundial de Poesía (quinta edición) fue dedicado a él.

Cualquier persona que haya aprendido a apreciar lo que es realmente una amistad puede sentir la misma “lámpara encendida en los ojos” y el “resplandor adentro” al leer este poema. La amistad es una de las formas más puras del contacto social e involucra, como bien enumera el poeta, sólo lo indispensable: un enorme cúmulo de bendiciones y alegrías contenidas en una sencilla palabra. Este poema me recuerda a algunas de las cosas que plantea en Sobre salvajes, cuando afirma la manera diferente que tienen los pueblos indígenas de relacionarse con el mundo y de expresarlo. Resulta como si todas esas palabras que el poeta escribe estuviesen contenidas en la palabra amigo, así como las palabras de los indígenas contienen una metáfora de la realidad, que es su realidad.

Ojalá cuando todos dijesemos la palabra amigo, resonara dentro de ella todo este poema, y la misma se convirtiese en Certidumbre, y en esa afirmación de todo lo que vale decir. Qué diferente sería el mundo si todos apreciaramos más, y de mejor manera, el valor de la amistad. Qué diferente es el mundo cuando se dice la palabra amigo con una lámpara encendida en los ojos. Gracias, amigos; gracias, vida.

@SaetasdeLuis

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s