96. [ella aborda a bordo de las sábanas]

Poema #96.

3.

 

ella aborda a bordo de las sábanas

ella desborda de las sábanas

ella se borda entre las sábanas

las sábanas bordadas y vueltas a bordar

del burdel

 

ella siembra su nombre en el zócalo

ella pone el zócalo y lo nombra

ella encierra el nombre en el zócalo

el zócalo nombrado, el zócalo tomado

de la casa pública

 

ella arde por posar la rosa

ella posa la rosa hostil

ella deposita la quemante rosa

la rosa posada, la rosa quemada

del prostíbulo

 

ella habita en ninguna parte

ella está habitada como el luna park

ella habita el luna park de ninguna parte

la luna habitada, el parque en el park

del lupanar

 

ella bebe el agua de una taza

ella quita el agua a paletadas y la vierte en la taza

ella amasa el agua y la bebe tal cual

el agua revuelta, el agua amasada

del hotel de pasaje

 

ella representa el rol en trances provocados

ella provoca la anamnesia del rol representado

ella juega a provocar trances de anamnesia

el provocado rol, el juego amnésico

de la casa de tolerancia

 

Lucienne Silberg.

Poeta que nació en Caracas en 1947 y murió a los treinta años de edad por un derrame cerebral, en 1976. De ascendencia francesa pero nacida en Caracas, comenzó a escribir desde muy joven. Sus textos captaron la atención de Juan Liscano, quien los tradujo del francés para el Papel literario de El Nacional (14/03/1976). Los siete poemas que fueron publicados pueden conseguirse, también, en la Revista de Poesía El Salmón, año II, número 6.

No se sorprendan, pues, si nunca habían escuchado de esta escritora que llamó la atención de Juan Liscano. Los siete textos que pude leer de ella todos tienen ese cierto “apocalipsis verbal” como lo llama Juan Liscano; también tienen constantes juegos con el lenguaje y con el ritmo, Experimenta con las palabras y con la estructura del poema, busca encontrar los límites y flexibilizarlos un poco; sueña con “el nombre del nombre de lo impronunciable” y llega al umbral donde la literatura se hace y se deshace, todo esto, le parece a Juan Liscano, de una manera que parece ser intuitiva.

Otro poema que habla de ella, ese enigma de mil rostros.

@SaetasdeLuis

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s