74. Jazz

Poema #74.

Jazz.

a JR

Un jazz de Chet Baker

suena en esta portátil

que sabe de algunas asignaciones

de trámites y denuncias

notas de prensa

política regional

izquierdas y derechas

pero poco de tu nombre

de la consecuencia de desearte

en esta noche entrada en ausencias

 

tampoco sabe de ti

de la sonrisa después del placer

el invento de anudarme a tu cintura

de creerme inocente en el roce

de salvarme de todo

incluso de lo que no puedo salvarme

 

te reinvento en la noche

en que quisiera me esperaras

en la que cuento apenas con unas líneas

parpadeando en la pantalla

y el saxo sonando insomnios

 

Daniela Saidman.

 

Nació en Ciudad Guayana, Venezuela, en 1977. Es poeta, escritora y periodista. Ganadora del premio de periodismo “Aníbal Nazoa” 2010. En 2002 publicó el poemario titulado “XXXI Hojas de Otoño” y en el 2007 otro llamado “América y otros cafés”. Es miembro de la Red Nacional de Escritores de Venezuela y miembro fundador de la Red de Escritoras y Escritores por el ALBA.

El saxo sonando insomnios, la soledad del escritor, uno que ya no se sienta ante la hoja de papel ni ante la máquina de escribir sino ante la computadora portátil. La escena arquetípica que se actualiza con los avances tecnológicos y se continúa en la contemporaneidad. La música que acompaña la escritura, proveniendo del mismo lugar en el que se escribe y, quién sabe, quizás algunas páginas web abiertas y una que otra distracción más, además de lo que la escritora menciona que está, contenido, en el artefacto en el que escribe. Muchas cosas han sido creadas en el teclado sobre el que posamos nuestras manos, de muchas cuestiones diferentes, así como mucho se ha leído en la polisemia que nos ofrece la pantalla.

La persona amada se escapa de todas ellas, de todo el acto amoroso que se vive lejos de la pantalla a la que nos enfrentamos todos los días y en la que realizamos tantas cosas. Pero, a la vez, la conjunción del jazz que suena, la noche y la memoria llevan a la escritora a reinventar al amado, mientras el saxo suena sus insomnios, las letras parpadean en la pantalla y ella recuerda, escribe.

@SaetasdeLuis

Anuncios

3 pensamientos en “74. Jazz

  1. Tiene que ser jazz, tienen que ser las notas insomnes del saxo para creerme inocente. Tiene que ser jazz para caminar, pausadamente, sobre todas esas cosas de las que no puedo salvarme. Tiene que ser jazz para morir en una sonrisa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s