61. SUB-UMBRA

Poema #61

SUB-UMBRA

¡Adelante, alma mía!

allí junto al peligro está la boca

de la sima profunda …

¡fe, valor, osadía!

ya el pie resbala en la musgosa roca,

ya la lluvia iracunda

me flagela la frente …

¡éste es mi Sinaí relampagueante,

éste es mi Oreb ardiente! …

¡Adelante! ¡Adelante!

¡Qué hermosa caverna!

¡Qué espantoso ruido! ¡Aquí tienen su nido

la oscuridad eterna,

el torbellino airado,

la fragorosa espuma,

el Aquilón helado,

la sofocante y cegadora bruma! …

¡Adelante! ¡adelante! ¡Allá en el fondo,

la sombra es más intensa,

el rugido más fuerte,

la atmósfera más densa

y más cerca al espíritu la muerte.

Allí, allí está el hondo

santuario en que se oculta

el dios de la terrible catarata!

¡Cómo llegar a él! … En arco enorme

que en el vórtice hirviente se sepulta,

sobre mi frente pálida, tendida,

cual bóveda de plata,

pasa la mole rápida y deforme

de la corriente al báratro impelida.

Bajo mis pies se escapa

la resbalosa peña

que sirve, artera, de engañosa capa

a la muerte en sus grietas escondida.

El vértice se adueña

de mi turbada mente …

¡un paso más … y terminó la vida!

Juan Antonio Pérez Bonalde

Poeta venezolano. Nacido en Caracas el 30 de enero de 1846. Es reconocido como uno de los grandes poetas líricos y representante del romanticismo literario del país. Dominó diversos idiomas, lo que le permitirá destacarse como traductor de obras como: “El cuervo” de Edgar Allan Poe y “El cancionero” de Heinrich Heine. Es el autor de las obras: “Vuelta a la Patria”, “Estrofas”, “Ritmos”, “El canto al Niágara”  (prólogo de José Martí)  y “Flor”. Fallece el 4 de octubre de 1892. En 1903 sus restos  fueron trasladados al Panteón Nacional.

Tal día como hoy nace el gran poeta venezolano creador de “Vuelta a la Patria”.  Al pie del abismo, de la enorme boca, nos canta el poeta. Dando aliento al alma: “¡Adelante, alma mía!”, allí ante la oscuridad, ante la muerte.  Y con “la corriente al báratro impelida” el alma (tal vez “el otro”) se va cayendo. ¿Buscando qué? ¿un dios, quizás? ¿un motivo?

Y así es, con el vértigo constante y a un paso de perder la vida,  la única manera de entrar al mundo de las imágenes: descendiendo.

@LauraAlessR

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s