19. La noche y la luz

Poema #19

La noche y la luz

La Noche se va haciendo en mí

……………………………………………….profunda

……………………………………………….revocable como una estación

La oscura esfera de lo oscuro

………………ha inundado mi ámbito

………………y se cierra como el beso de dos cúpulas

Ya yo no sé cuál es mi fondo

………………Soy ahora noche entera

Conservo palabras

………………pero hoy

………………ellas no son lo suficientemente diurnas

………………no pueden guiarme

………………no son linterna

………………ni lamparita de media noche

Pienso en Delfos, debo recordar Delfos

………………………….cóncava

………………………….iluminada

………………………….abierta

Debo pensar en el espacio más luminoso del mundo

………..Delfos, lugar nocturno hecho luz

Es preciso

………………es preciso realizar de la Noche la Luz.

Hanni Ossott

Poeta venezolana nacida el 14 de febrero de 1946. Fue profesora de la Escuela de Letras de la Universidad Central de Venezuela. Realizó traducciones al español de R.M. Rilke, D.H. Lawrence y Emily Dickinson. Entre sus poemarios se pueden nombrar: El reino donde la noche se abre (1986), Cielo, tu arco grande (1989), El circo roto (1993), entre otros. Publicó varios ensayos sobre la experiencia poética y la poesía. Recibió el Premio José Antonio Ramos Sucre y el Premio Conac de Poesía. Fallece el 31 de diciembre de 2002.

He leído este poema repetidas veces, una tras otra. Pasa el tiempo y lo retomo de nuevo, poco a poco se fue convirtiendo en oración. Cuando debo escribir y la inspiración no me compaña, pero hay una necesidad de transmitir algo, lo recito. Me repito una y otra vez: “debo recordar Delfos / cóncava / iluminada / abierta…”

En el velo que recubre las imágenes y  en la penumbra donde la palabra se esconde, allí un yo se pierde. Poco a poco, en proporción a la entrega, él se hace “noche entera” y los sentidos empiezan a revelarse: se escucha, se siente; pero la imagen aún no está lista, ella pide el proceso completo. Entre bordes, abismos, hundimiento y exaltación, ya sin fondo alguno, el yo reconoce que solo es un visitante y que su misión (si es que la tiene) es permanecer atento y tranquilo. Y se siente la necesidad de la palabra, de conjugar de algún modo toda la percepción. Se escucha: “…es preciso realizar de la noche la luz” y quizás un poco de brillo se cuele para apreciar la imagen unos instantes, con el último sentido permitido.

Es así como, tal vez, ese instante hace de una imagen, una imagen poética: “el germen de un mundo, el germen de un universo imaginado ante las ensoñaciones de un poeta”. Gastón Bachelard.

@LauraAlessR

Anuncios

2 pensamientos en “19. La noche y la luz

  1. Pingback: 109. La flor ganada: Edelweiss « Trazos de la memoria

  2. Pingback: 537. Si no viene… | Trazos de la memoria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s